Una joven sueca muere degollada en Fuengirola y otra resulta herida

  • La Policía detuvo al presunto autor del asesinato, que irrumpió en la habitación del hostal donde se alojaban · Llevaban varios días en la localidad de la Costa del Sol celebrando el fin de curso

Comentarios 21

Llevaban unos días en Fuengirola. Dos jóvenes suecas habían decidido tomarse unas vacaciones en la Costa del Sol para celebrar el fin de curso, por lo que al igual que el año pasado reservaron una habitación en un céntrico hostal, el cual está situado en la avenida Condes de San Isidro. Sin embargo, sus vacaciones se tornaron en tragedia; las chicas recibieron por parte de un joven de 30 años varias heridas de arma blanca, lo que se saldó con la muerte de una de ellas al ser degollada y con heridas en el cuello y en las manos de la otra. 

Los hechos sucedieron pasadas las 3:30 de la madrugada de ayer sábado. Poco antes de esa hora, las chicas regresaron al hotel y recogieron su llave en la entrada para subir a su habitación, la número 505. Justo después llegó al establecimiento el joven, el cual responde a las siglas de A. B. y es de origen marroquí. El hombre había realizado una reserva de un día en el hostal. 

Al parecer el joven, con la pretensión de agredirlas sexualmente, fue a la habitación de las chicas, situada en la quinta planta del establecimiento. Allí mantuvo un forcejeo, que se saldó con graves lesiones en una de las víctimas, ya que el hombre portaba un cuchillo de cocina de grandes dimensiones. La fallecida, de 19 años, recibió heridas en el cuello, según fuentes cercanas, el cuello quedó prácticamente seccionado, mientras que su compañera presentaba varios cortes en las manos y también en el cuello. Desde el establecimiento informaron de que este cuchillo no formaba parte del menaje del hostal, al estar la cocina cerrada. 

"El chico se registró ayer [por el viernes] en el hostal, a eso de las 17:00. Tras salir de fiesta, parece que fue a la habitación de las chicas. La puerta no estaba forzada. Desconocemos lo que pasa dentro de las habitaciones, aunque fuera, en los pasillos, tenemos 22 cámaras de seguridad para controlar", explicaba Carlo Lombardi, director de El Cid, que también detallaba que supuestamente el agresor había conocido a las víctimas en una discoteca de la zona. 

Según fuentes cercanas, la joven herida salió precipitadamente de la habitación pidiendo auxilio, aunque el agresor la persiguió hasta la tercera planta. Allí un policía nacional en prácticas, que se encontraba en el establecimiento, consiguió reducirlo, aunque el hombre se resistió. Además, el director del hotel explicó que el recepcionista de noche acudió también en ayuda de la víctima. 

Tras recibir un aviso en la Sala del 091, efectivos policiales de la Brigada Local de Seguridad Ciudadana acudieron al hostal. Allí pudieron comprobar que una de las víctimas presentaba varios cortes, por lo que fue trasladada al Hospital Costa del Sol. Por su parte, el detenido fue conducido a dependencias policiales. En el lugar también se contó con la presencia de especialistas del Gabinete de Policía Científica y de Policía Judicial. 

Las primeras investigaciones realizadas por los agentes especializados del Grupo de Homicidios de la UDEV de la Comisaría de la Policía Fuengirola comprobaron que las víctimas se encontraban alojadas en el hostal desde el pasado día 16. De hecho, el director anunció que tenían reservada la habitación hasta ayer. Tras ser atendida en el centro hospitalario, la víctima fue dada de alta, mientras que el Juzgado de Instrucción número 4 de Fuengirola ordenó el levantamiento del cadáver de la fallecida, que fue trasladada al Instituto Anatómico Forense de Málaga para practicarle la autopsia, que confirmó que murió por herida de arma blanca. 

El detenido, residente en España, también tuvo que ser atendido por servicios médicos. A última hora de la tarde de ayer el agresor aún se encontraba en las dependencias de la Comisaría fuengiroleña. "Eran unas chicas muy educadas y amables. Estamos consternados, aunque la tragedia podía haber sido aún mayor", ultimaba Lobardi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios