Más supervisión de la Junta en la investigación de terapias avanzadas

  • La Consejería de Salud crea un comité rector y otro asesor para las materias

La apuesta de la Consejería de Salud por los proyectos relacionados con las células madre ha favorecido la aparición, alrededor, de iniciativas más o menos impregnadas del halo de modernidad del que se reviste este área de interés científico. Algunas de ellas, a lo largo de las dos últimas legislaturas, han sido flor de un día. Otras han cuajado y, como dijo ayer la consejera de Salud, "tienen fuertes raíces". La cuestión es que el discurso institucional de la Junta y sus repercusiones prácticas en este ámbito han dejado de ser un proyecto adolescente. Ahora hay que gestionar la realidad. Esa realidad viene definida por proyectos, grupos de investigación e instituciones diversos a los que hay que introducir en una cultura común, justo antes de que las inercias tomen demasiado cuerpo y lo plural derive en heterogéneo y, por ello, ingobernable. Ésa es la razón de ser de la denominada Iniciativa de Terapias Avanzadas y de la constitución, ayer, de sus comités rector y asesor.

Bajo el paraguas de la Iniciativa están los centros Cabimer (Sevilla), Genyo (Granada) y Bionand (Málaga). También, las infraestructuras singulares nacidas en hospitales universitarios, como el IBIS (Sevilla) y Maimónides (Córdoba). Y la red de fundaciones relacionadas con la investigación puestas en marcha a lo largo de los años por la Junta, básicamente por razones de comodidad gestora.

Dentro de los nuevos comités, custodios del celo de la Junta por de la buena marcha de este tipo de proyectos (ensayos clínicos, desarrollo de nuevas instalaciones, entre otros) están, además de la Consejería de Innovación (agencia Idea, universidades) y los responsables institucionales relacionados orgánicamente con la Iniciativa, otros agentes. Así, en el comité asesor hay personas consideradas de referencia por la Consejería de Salud y también están representados los pacientes, a través de organizaciones ligadas al movimiento asociativo de las enfermedades raras y al de las minusvalías. Y en el comité rector hay hueco, asimismo, para asociaciones representativas de las compañías biotecnológicas y de la industria farmacéutica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios