Más de 300 talleres de empleo están en el limbo por impagos de la Junta

  • La convocatoria de estas acciones del pasado año acumula meses de retraso sin una respuesta por parte de la Administración andaluza · Más de 7.000 desempleados y colectivos en riesgo esperan una respuesta

Comentarios 12

Paralizadas. Las escuelas taller, talleres de empleo y casas de oficio convocadas por la Junta de Andalucía para el año pasado acumulan más de un año de retraso y sin perspectiva de una solución cercana. Estas actividades de formación y empleo dirigidas preferentemente a parados y colectivos con dificultades tendrían que haberse iniciado antes de que acabase el pasado año, como venía siendo habitual y, sin embargo, transcurridos nueve meses de 2012, siguen en el limbo y sin respuesta aclaratoria por parte de la Consejería competente, la de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo que dirige Antonio Ávila.

En muchos casos los promotores de estas actividades formativas han completado el proceso de selección de monitores y personal, e incluso otros han elegido ya a los alumnos beneficiarios, pero es improbable encontrar un taller de empleo iniciado.

Los promotores no se fían de adelantar el dinero y que luego no lo reciban de la Junta, que tiene retrasos en el pago incluso de la convocatoria anterior, la de 2010; la Administración andaluza calla, y no otorga. No hay financiación y más de 300 talleres en toda Andalucía están paralizados a la espera de que llegue el dinero de la Junta.

Un recorrido por una veintena de ayuntamientos con talleres aprobados y un porcentaje destacado de población desempleada permite comprobar la carestía de actividades, todo cuando a finales de agosto hay más de un millón de andaluces registrados en las oficinas de empleo.

Es el caso por ejemplo de ayuntamientos en la provincia de Cádiz, como el de Chiclana de la Frontera, a quien la Junta le aprobó un taller a finales de 2011 por 536.145 euros para mujeres, con preferencia para aquellas que sufren exclusión social o violencia de género.

El Ayuntamiento ha decidido no iniciar los talleres (Ayudanta Técnica en Protección Civil y Elaboración de conservas, licores y repostería tradicional), hasta que reciba la inversión prometida por la Junta.

En el otro extremo de la comunidad, en municipios almerienses como Vélez Blanco, Huércal Overa o Roquetas confirman los retrasos y la parálisis de los talleres.

En la provincia de Córdoba, unos 40 talleres de empleo, con una inversión comprometida de 17 millones de euros, están a la espera.

Tampoco ha comenzado ninguno nuevo en la provincia de Sevilla. En Écija, Cañada Rosal, La Luisiana o Fuentes de Andalucía, cada uno con un taller comprometido, todos paralizados y sin la selección de alumnos hecha siquiera. En Aznalcóllar hay uno en marcha, sobre turismo, pero es una escuela taller que comenzó en 2010 y que tiene una duración de dos años. En Granada, Huelva y Málaga no se convocó ningún taller el pasado año.

En total, más de 300 proyectos paralizados y más de 7.000 alumnos esperando una solución, toda la convocatoria de 2011, sin que haya una explicación por parte de la Junta que, consultada por esta redacción, se limita a contestar que "desde que se ha incorporado el nuevo equipo se está evaluando la situación para dar una respuesta. Se está trabajando en ello".

La pasada semana, el Parlamento andaluz debatió una propuesta sobre estos talleres.

El PP registró una proposición no de ley en la que instaba a la Junta a ordenar el pago con carácter urgente a los ayuntamientos del 25% que se adeuda de la convocatoria de 2010 y el 75% de las acciones de 2011, que se han demorado hasta este año y que siguen sin pagarse. PSOE e IU votaron en contra y la iniciativa no se aprobó. La estrategia de la Junta desde la semana pasada pasa por culpar de los impagos al Gobierno de la Nación por provocar que, con sus anuncios de rescate, los bancos la dejen sin liquidez. Un sinfín de consejeros invitaron al PP a que apoye la petición de un anticipo al Gobierno de 1.000 millones para solucionar los impagos (a ONG, a proveedores, a ayuntamientos por el IBI, a centros de formación para el empleo,...), pese a que en muchos de los casos la situación no es sobrevenida.

En el debate, la diputada de IU Rosalía Martín dijo compartir el objetivo de la propuesta del PP, pero votó en contra al aducir esa falta de liquidez. "Si llegase el anticipo, se vería la posibilidad de destinar una parte a esas políticas de empleo", señaló. El diputado del PSOE Francisco Jiménez Barrios aceptó que "es verdad que se deben esos porcentajes y a fecha de hoy no se han iniciado" e incluso dijo que la propuesta es "justa" , pero culpó de la parálisis a que "el Gobierno nos niega la liquidez".

Con este mantra que se ha convertido en piedra filosofal para explicar los impagos de la Junta, pese a que algunos se remontan a convocatorias muy anteriores, se explica la ausencia de estas actividades formativas que tan del gusto fueron de los consejeros de Empleo para tomarse fotografías junto a los alumnos. El consejero actual aún no ha tenido oportunidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios