Los pescadores denuncian el robo de mejillones por submarinistas furtivos

La Cofradía, contraria a la iniciativa de La Herradura de hundir barcos para fomentar el buceo

Rosa Fernández almuñécar , almuñécar | Actualizado 25.08.2013 - 05:01
zoom

El Consistorio afirma que su proyecto evitaría la acción de los barcos arrastreros.

Share
Hace unos días, el Ayuntamiento de Almuñécar anunció su intención de solicitar a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta autorización para hundir barcos de madera en la bahía de La Herradura "con el fin de beneficiar la flora y fauna marina e incrementar el turismo en la zona a través de la práctica del buceo".

En concreto, el teniente de alcalde y delegado de Servicios de La Herradura, Juan José Ruiz Joya, dijo que este proyecto pretendía hundir barcos de madera, "a unos 200 metros de la orilla parar crear arrecifes artificiales, que contribuyan a fomentar la riqueza de los fondos marinos, al tiempo que impidan la acción de los barcos de pesca arrastreros".

Estas declaraciones han desatado el enfado por parte de la Cofradía de Pescadores de Motril, ya que defienden que realizan su actividad "de manera honrada". En concreto, su patrón mayor, Ignacio López, manifestó su postura contraria a "poner en una marcha una actividad, a costa de tirar a un sector como es el de la pesca". "Si quieren hundir barcos, que lo hagan, pero con razones, no echándonos a nosotros tierra encima, porque si alguien -profesional o no- hace una actividad ilegal que lo pague, pero nosotros desempeñamos nuestro trabajo conforme a lo que marca la ley".

En este sentido, señaló que en el mismo saco deberían meter a todos los que hacen actividades al margen de la legalidad, como aquellos buceadores que se dedican a hacer actos ilícitos. Así, López se quejó de que "de manera periódica y casi a diario, hay submarinistas que nos roban a los pescadores profesionales los pulpos que pescamos a través de trampas (artes menores) autorizadas por la ley, y las venden en el mercado negro". Y, como ejemplo, citó que el día antes, la Guardia Civil denunció a "un buzo con pulpo inmaduro".

En la misma línea, aseguró que desde hace bastante tiempo también hay submarinistas que se dedican a la pesca furtiva de especies protegidas como el mero en el Paraje de Maro-Cerro Gordo y que incluso "roban mejillones de la piscifactoría" de La Caleta, que luego venden de manera ilegal a pesar de no haber pasado por ningún control sanitario, con el consiguiente riesgo para la salud de los consumidores. "He llegado a ver las cuerdas cortadas para hacerse con el botín, lo que ha provocado que incluso las jaulas se queden a la deriva en el mar", afirmó López.

El patrón mayor pidió respeto una vez más por la actividad que hacen los pescadores de la Costa de Granada y que "las personas que hacen este tipo de declaraciones se informen", en relación a las afirmaciones de Ruiz Joya. Por último, mostró su sorpresa ante un proyecto que, si ya se hubiera puesto en marcha, habría evitado a los pescadores "gastar tanto dinero en el desguace de barcos", que puede estar cifrado en más de 10.000 euros en el caso de una embarcación de madera.

La delegada de Medio Ambiente, Sandra García, rehusó pronunciarse en este sentido, ya que "todavía no ha llegado ninguna solicitud a la Junta sobre el proyecto de La Herradura" y afirmó que en cuanto les llegue estudiarán la propuesta.
0 comentarios
Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario