AGENDA DEL DÍA

Laboratorio sonoro en torno al tango

  • Pedro G. Romero dirige a Tomás de Perrate en la propuesta que hoy llega al Quintero.

Pedro G. Romero casi tiene que pellizcarse para creerlo. "Estoy encantado de estar en el mismo cartel que Agujetas y El Torta, no me lo hubiera figurado en mi vida", dice a propósito de la inclusión de su proyecto con Tomás de Perrate, Sistema Tango, en la programación paralela de la Bienal en el Teatro Quintero. El artista visual y colaborador del bailaor Israel Galván es el director de esta indagación en la revolución sonora que en los años 60 llevaron a cabo, en el tango argentino, Astor Piazzolla y Polaco Goyeneche. "Nos acercamos al tango de un modo distinto a como lo han hecho desde el flamenco El Cigala o el gran Chano Lobato con su versión de Volver, que luego ha incorporado a su repertorio Estrella Morente. Nuestro proyecto tiene mucho de arqueología musical. Aquí la tesitura tradicional de Tomás se convierte de pronto en un instrumento de vanguardia", detalla Pedro G. Romero.

Este experimento sonoro se presenta como un Ensemble de cuarto y a la voz de Perrate se suman los vientos de Juan M. Jiménez, el piano de Daniel B. Marente y el compás y la pataíta de Bobote. El espectáculo comienza con un tango de Erik Satie (Le tango perpetuel) pero en la versión que de él hizo John Cage, "que lo violentó sacudiendo a golpes la caja del piano. Aquí esas percusiones las hacen Tomás y Bobote por lo que inevitablemente acaban sonando flamencas. Esa dinámica se mantiene en todo el espectáculo: se tocan tangos pero con una dimensión que no escapa a lo complejo ni a lo popular", continúa Romero.

Uno de los momentos más emotivos de la propuesta es la interpretación de Plegaria de Eduardo Bianco, ese Tango de la muerte que las bandas de gitanos del Este entonaban en los campos de concentración y que, recuerda Romero, inspiró el famoso poema de Paul Celan La muerte es un maestro venido de Alemania. Dicho tema formará parte además de Lo Real, la nueva coreografía de Israel Galván sobre el Holocausto que se estrena en diciembre en el Teatro Real de Madrid y contará también con los cuatro músicos de Sistema Tango.

En el Quintero, a partir de las 23:00, oiremos hoy la voz del cantaor de Utrera por tonás, deblas, martinetes... y también su febril versión de Un vestido y un amor de Fito Páez, que incluyó en su disco Infundio, que presentó junto a su banda la semana pasada en la Bienal. "En Sistema Tango hemos creado un espacio de libertad absoluta", advierte Tomás de Perrate. "Me gusta cantar por seguiriyas y soleá pero me he dado cuenta de que mi versatilidad me hace partirme la cara por la gente más radical del mundo flamenco. Este proyecto es una defensa de la libertad de la música que será una constante en lo que me queda de carrera". Muros de dolor de Mauricio Sotelo, los Tangos del Piyayo del propio Tomás o Vuelvo al sur, el himno de Pino Solanas y Piazzolla, son otros hitos de este viaje sin complejos a una música irresistible.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios