Rosario Toledo baila por Cádiz bajo la Giralda

"El artista que se va fuera de su tierra a trabajar y madurar siempre tiene el deseo de volver. Es un tema universal". Así lo cree Rosario Toledo, una de las grandes bailaoras que ha dado Cádiz, que hoy a las 12:00 defiende en solitario bajo la Giralda su pieza Vengo, de 20 minutos. Inserta en las actividades de calle de la Bienal, de entrada libre, antecede a la intervención que ofrecerán José Galán, Vanesa Aibar y Manuel Roldán a las 13:00 en el Metropol Parasol.

Toledo sorprenderá al público que se concentre a mediodía en la Plaza del Triunfo con un recorrido por la danza y el arte jondo de su tierra. "Vengo se plantea como un viaje en tren a Cádiz, como tantas veces voy allí a echar el día desde Sevilla. Bailo por tanguillos, incluido uno antiguo que rescato de Manolo Vargas, por alegrías y bulerías. Sin embargo, en mi mochila también llevo todo lo que he aprendido fuera y esta propuesta expresa todas esas influencias", explica.

A partir de músicas grabadas por Dani Méndez, Guillermo McGill y Ana Salazar, este montaje, que se estrenó en la última edición del festival Cádiz en Danza frente al Oratorio de San Felipe Neri (sede de las Cortes gaditanas de 1812), permite a Rosario Toledo disfrutar del contacto con el público. "No me asusta la disciplina de calle, tan desnuda y real que hasta percibes la claridad, el movimiento del sol y las nubes. Es un reto que me gusta", confiesa la intérprete, que ensaya estos días su gran proyecto basado en textos de García Lorca para esta Bienal: Aleluya Erótica, un espectáculo junto a José Valencia y Daniel Méndez que los tres estrenarán el día 20 en el Teatro Central.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios