Una iniciación que no olvida lo esencial

Comentarios 1

Sinfonía fantasmal. Idea original, dirección, coreografía, guión y dramaturgia: Anabel Veloso. Adaptación de textos: Josema Díez-Pérez. Bailarines: Anabel Veloso y Alberto Ruiz. Actores: Francisco Caparrós y María Gallardo. Diseño de iluminación: Gloria Montesinos. Lugar: Teatro Alameda. Fecha: Sábado 22 de septiembre. Aforo: Casi lleno.

Sinfonía fantasmal es el resultado de convertir Poema Sinfónico nº2 en un espectáculo infantil, y se puede afirmar sin ambages que Anabel Veloso ha hecho un trabajo serio con el trasvase, dirigiéndose a los niños sin olvidar a los adultos, con un humor blanco y divertido y unas coreografías exigentes.

Los maestros de ceremonia de Sinfonía fantasmal son Tono y Mimí, sostén de la atención de los más pequeños en la platea y contrabandistas de complicidad con los mayores; ellos son los que penetran en la orquesta abandonada del título y hacen revivir a los espíritus que allí duermen en fusión, ya que la idea de Anabel Veloso es la de presentar el flamenco en tanto que crisol de culturas musicales donde se supera el debate entre lo alto y lo bajo, lo culto y lo popular. Y es cuando Tono y Mimí se pierden por los pasillos en busca de la batuta y la chaqueta del último director de la orquesta, que aparecen Anabel Veloso y Alberto Ruiz para encarnar esta idea de diálogo ininterrumpido, ya bailando música flamenca a través de coreografías clásicas, ya haciendo justo lo contrario con Mozart o Tchaikovsky.

Otro aspecto saludable de Sinfonía fantasmal, y clave en el éxito de la propuesta en todo el espectro de la audiencia, es la decisión de no incidir demasiado en el aspecto didáctico del flamenco (apenas la simple distinción entre la alegría y la seguiriya) y dejarlo todo al propio arte, que para eso está. No hay que olvidar que muchas veces es mejor empezar por un deslumbramiento estético que por la pizarra; es decir, que la belleza y la sencillez pueden y deben ser las mejores maestras.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios