Un viaje del bolero al flamenco

  • Segundo Falcón, Paco Jarana y Michael Thomas rinden homenaje al repertorio de Agustín Lara en el Lope.

El inmenso repertorio que legó el legendario compositor y cantante Agustín Lara (México, 1900-1970), de más de 500 obras, resume buena parte del cancionero amoroso de la música hispana -Solamente una vez, Noche de ronda, Arráncame la vida, Piensa en mí o el chotis Madrid son sólo algunas de sus creaciones- y dibuja hoy, en su voz y en la del centenar de artistas de un lado y otro del Atlántico que han versionado estos boleros, un mapa de sentimientos que convierten a este autor, al que apodaban el Flaco de Oro, en un creador universal cuya obra se puede visitar desde innumerables flancos. También desde el flamenco. Ésta es la intención de los responsables del espectáculo Entre el labio y el beso, uno de los estrenos absolutos de la Bienal que, con producción de la Diputación de Sevilla, llevará esta noche al escenario del Lope de Vega sus composiciones de la mano de Paco Jarana y Segundo Falcón, directores de la propuesta. Las conexiones con el mundo jondo llegan solas, dice Falcón: "Lara admiraba a Lola Flores y rodaron juntos una película". Además, apunta el cantaor, "a los 11 años empezó a cantar para amenizar las veladas de un burdel... y el flamenco tenía mucho que ver con esos cuartitos de la Alameda". Un mito, ése de dura infancia y gloriosa vida de luces y sombras, que esta noche será cantado por fandangos, malagueñas, peteneras, cañas, soleás y tangos.

Segundo Falcón en el cante, Paco Jarana a la guitarra y Jesús Cayuela al piano estarán acompañados por los intérpretes de la Orquesta Bética de Cámara, dirigida por Michael Thomas (ex director de la Orquesta Joven de Andalucía), que, apuntan los responsables del montaje, "es la primera vez que se mete de lleno en una obra flamenca", ya que hasta ahora su vínculo a esta disciplina ha sido de colaboraciones puntuales con Estrella Morente o Esperanza Fernández. También sus sentimientos serán bailados. Eva Yerbabuena, que este año no presenta espectáculo por una hermosa razón llamada Marieta, ha creado tres coreografías para la obra, que serán interpretadas por Úrsula López y Moisés Navarro.

El cantaor Tomás de Perrate, por su parte, ofrecerá hoy a las 23:00 en el Covento de Santa Clara un esperado recital que ha agotado las entradas e incluirá varios temas de su tercer disco Infundio y una selección de cantes que muestran la herencia de su familia, una de las sagas flamencas más famosas de Andalucía. El nieto de Manuel Torre e hijo de Perrate de Utrera es el eslabón que une a parientes como El Lebrijano, Dorantes y La Perrata, entre otros. De todos ellos Tomás, peluquero de profesión, absorbe ese cante sin prejuicios - "me crié en un ambiente musical extensísimo, donde no faltaban las canciones de The Police", dice-, que suena añejo y a la vez moderno en su voz. "He preferido ahondar mucho en el entorno de mi padre, de Juan Talega, de Bernarda y Fernanda, hasta que pueda abarcarlos a todos... Soy un gitanillo torpe, voy estudiando a mi ritmo", confiesa el intérprete.

Acompañado por la bailaora Carmen Ledesma, el joven guitarrista Amador Gavarri -"todo un descubrimiento porque en Utrera no había gran tradición guitarrística, el toque clásico siempre fue allí el de Diego del Gastor"-, y por el pianista cubano Emilio Ricart, entre otros, Tomás de Perrate aspira a que su recital de hoy, por bulerías, soleás, tangos de Málaga y cantiñas, "sea de las cosas más grandes que he hecho en mi carrera".

Tomás presentará además la semana que viene junto a Bobote su espectáculo Sistema Tango en las Noches de la Bienal en el Teatro Quintero, donde hoy también actúa a partir de las 23:00 la sevillana Remedios Amaya. La cantaora, que participó en el homenaje de la Bienal a Camarón en el Nuevo Auditorio Fibes, visita la sala de la calle Cuna en familia: sus hermanas Las Amaya, antes conocidas como Las Peligro, cantarán y bailarán para la artista; Juan Diego y Añoño estarán a la guitarra con las palmas de Luis Amaya, Manzano y Pelón y, además, subirán al escenario dos fieles amigos suyos: Raimundo Amador con su inseparable Gerundina, y el bailaor Juan de Juan. Un elenco de nombres propios para un trasnoche flamenco y felizmente heterodoxo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios