Fedea calcula que los Servicios crearán hasta 2,5 millones de empleos

  • La Fundación de Estudios de Economía Aplicada estima además que el sector impulsará el PIB un 45%

La Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) considera que el sector servicios se erigirá como "verdadero" motor de crecimiento en España a medio plazo, al estimar que tiene capacidad para generar hasta 2,5 millones de empleos y hacer crecer el PIB español un 45%.    

En un informe elaborado en colaboración con la consultora McKinsey, Fedea identifica dos "motores de arranque" de este crecimiento sostenible: el sector de los bienes exportable y el turismo, que sumarían a los servicios 0,6 millones más de puestos de trabajo. 

En concreto, servicios locales como la distribución minorista y mayorista de bienes y sobre todo servicios empresariales desde tecnologías de la información hasta servicios jurídicos permitirían a la economía española reducir los elevados niveles de paro. 

Pero para ayudar a crear empleo en estos sectores, las infraestructuras y la reestructuración de la construcción contribuirían a incrementar la productividad y competitividad. En esta línea, y como parte del "cambio radical" de políticas, Fedea aboga por un apoyo "decidido" a las empresas en su orientación hacia mercados emergentes, principalmente hacia Asia, así como por una simplificación "radical" de la regulación con el fin de facilitar la actividad empresarial.

"Las dudas de los mercados vienen porque no se sabe si España va  acrecer los suficiente. El problema de la economía española es un problema de corto plazo", explicó el profesor de Fedea Luis Garicano en la presentación del informe.

Ante la intención del Gobierno de cambiar el modelo económico con la Ley de Economía Sostenible, Garicano valora "algunas" de las medidas impulsadas, si bien cuestiona la acción: "Una cosa es el preámbulo y otra la acción, cuando muchas medidas se diluyen".

"Acción conjunta" público-privada

Pero las recetas de los expertos de Fedea también pasan por una acción "conjunta" entre la iniciativa pública y la privada para impulsar un plan de acción "concreto, consistente y consensuado", en palabras del socio director de McKinsey, Joao Castello-Branco.

"Tiene que ser un plan del país para generar una visión compartida. Éste es el primer reto de España", subrayó Castello-Branco, en alusión a la colaboración no sólo de la Administración Central y el sector privado, sino también al consenso entre el Ejecutivo y la oposición.

Desde la fundación de estudios también se insta a concienciar a la sociedad de los cambios necesarios para sumar a España a la lista de crecimiento mundial. "El modelo actual está acabado", insistió Garicano, a lo que el socio director de McKinsey añadió una nueva recomendación: liderazgo y rigor. 

Al respecto, Castello-Branco ejemplificó la iniciativa por coordinar estos planes público-privados emprendida por el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, y el ex primer ministro de Reino Unido Tony Blair. "El tema de crecimiento es crucial. Un plan concreto, consistente y consensuado a medio plazo sí tendrá efecto para calmar a los mercados", reiteró el socio director de McKinsey.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios