Syderis Technologies le declara la guerra al teclado y al ratón

  • La joven firma sevillana es pionera en la creación de superficies multitáctiles · Se hace con uno de los premios Vivero Simo Network 2010, por el que participará en la feria

El teclado y el ratón tienen los días contados. A nadie se le escapa que los dispositivos táctiles son una de las tendencias más de moda de la tecnología hecha para el ciudadano de a pie. En estos días, los smartphones y tablets más modernos tienen necesariamente que manejarse con apenas la yema de un dedo. Es por ello que la firma sevillana Syderis Technologies se ha especializado en este tipo de sistemas, hasta tal punto de que a pesar de su corta andadura su tecnología se ha convertido en referente para multinacionales del sector como Microsoft y acapara multitud de reconocimientos. El último de ellos es su entrada por la puerta grande en el próximo Simo Network 2010, tras hacerse con uno de los premios Vivero (organizado por Ifema y Fundetec), que le asegura un espacio reservado para sus productos.

Syderis nació como una spin off de la Universidad de Sevilla hace algo más de un año de la mano de tres jóvenes socios, Javier Angulo, Jorge Cantón y José Daniel Sánchez, responsables de Administración, Tecnología y Marketing, respectivamente. La inversión inicial de la empresa fue de unos 20.000 euros, cantidad que a fecha de hoy su facturación quintuplica. El éxito le llegó pronto, en apenas dos meses desde que presentó su prototipo multitáctil, Microsoft les ofreció un acuerdo de partnership. Resulta que el dispositivo de la pequeña empresa sevillana es más operativo en varios aspectos que el que diseña el gigante informático.

Todo comenzó con ese primer Whitecube, un mostrador con una pantalla interactiva que permite muchos operadores simultáneos. Es una importante novedad, ya que hasta ahora este tipo de tecnología veía muy limitada su capacidad para gestionar un gran número de interacciones a la vez (el iPhone, solo admite cuatro clicks). Además, otras máquinas similares tienen problemas de interferencias cuando les da la luz directa, como la de Microsoft, mientras que el Whitecube la soporta. El hardware viene acompañado de un sistema operativo propio, sencillo e intuititivo, para que cualquiera pueda navegar en él sin formación previa.

Su aplicación más inmediata es la de servir de punto de información turístico, como el que se ha instalado en el centro de visitantes del Parque Natural de Sierra de Baza, en Granada, que muestra rutas de senderismo y lugares de interés para los aficionados a esta actividad. Syderis pretende introducir también su cubo interactivo como una herramienta escolar cooperativa. "La Junta está dotando de portátiles a las escuelas, uno para cada niño", explica Sánchez. "Ahí el estudiante tiene su particular mundo informático de aprendizaje. Lo que nosotros proponemos es que ello se complemente con tareas cooperativas en el Whitecube, donde toda una clase puede aprender junta".

El segundo producto estrella de Syderis es un probador virtual de gafas en tres dimensiones. En este caso, la superficie interactiva actúa como un espejo que reconoce la efigie del que lo opera y genera sobre su reflejo los diferentes modelos de gafas que se encuentran en la base de datos a su elección. Esta tecnología busca sustituir a los escaparates de las ópticas, ya que el usuario puede viajar por todo el catálogo de un negocio, esté cerrado o abierto. "Va muy en línea del street marketing que ahora pide el mercado", señala Sánchez. "Además ayuda a reducir costes, ya que optimizas el espacio del local y el personal, mientras que obtienes una mayor rapidez en el servicio".

En estos momentos, Syderis trabaja en un proyecto para crear un probador de ropa virtual. "Los pocos que existen tienen muy poca calidad, la imagen de la ropa que aparece encima de la imagen del usuario suele ser estática y poco realista. Nosotros queremos que los modelos tengan volumen y movimiento", subraya Sánchez.

Su última gama de productos integra varias tipos de superficies táctiles, como el suelo o el escaparate interactivo, que a diferencia del probador sólo permite consultar información sobre la tienda. En este lote, también se incluye una barra de bar en la que aparece y puede anotarse información de las bebidas consumidas cuando se apoyan en su superficie.

Hasta ahora el 100% de la facturación de Syderis pertenece al mercado nacional, sin embargo cuenta con un número mayor de contratos en el extranjero aún por ejecutar. "En países como Inglaterra, Francia, Alemania y Holanda están más acostumbrados a estos dispositivos", señala Sánchez. "En España, la mayoría de los encargos vienen de Madrid y Barcelona. Paradójicamente, el mercado más duro es el andaluz; al margen de la inversión de la Junta, parece que las empresas desconfían de la tecnología autóctona y eso es algo que los que nos dedicamos a innovar tenemos que cambiar", sentencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios