Los laboratorios sevillanos se unen para competir con las grandes firmas

  • Los pequeños y medianos empresarios dedicados a los análisis clínicos crean una sociedad para defender al sector andaluz con estrategias para afrontar la crisis

La unión hace la fuerza. Los pequeños y medianos laboratorios sevillanos han creado una sociedad limitada, UPLA (Unión Profesional de Laboratorios Andaluces), para competir con las grandes firmas y evitar la destrucción de puestos de trabajo en Andalucía en este sector, que también se está viendo muy afectado por la crisis y los recortes presupuestarios. Integrada por profesionales dedicados a los análisis clínicos (biólogos, médicos, farmacéuticos y químicos), UPLA tiene el reto de crear "una red de laboratorios que garantice la atención personalizada al paciente y que reduzca los costes", explica el consejero delegado de UPLA y presidente del Colegio de Biólogos de Andalucía, Eduardo Morán. Frente a las grandes firmas concentradas en Cataluña y en Madrid, el sector andaluz de los análisis clínicos está formado por pequeños y medianos laboratorios que cuentan, cada uno, con un mínimo de tres profesionales y un máximo de 15.

"Con la unión queremos defender nuestro tejido productivo para evitar que nuestra actividad, los análisis clínicos, los empleos y la riqueza que genera se la lleven las grandes firmas asentadas en otras comunidades autónomas", añade Morán. Se estima que en la actualidad los análisis clínicos supone en torno a 20.000 puestos de trabajo directos e indirectos en Andalucía.

De momento, la UPLA cuenta con 106 centros de diagnóstico y obtención de muestras en Sevilla. "En estos momentos nos encontramos en fase de expansión ya que el objetivo es crear una red andaluza", destaca el consejero delegado.

Frente a las grandes firmas asentadas en otras comunidades autónomas "nuestra seña de identidad es el trato personalizado, ya que son los propios especialistas los que atienden a los pacientes, toman las muestras y realizan los análisis", relata Morán. El "estrangulamiento" al que se ha visto sometido el pequeño y mediano laboratorio ha conducido ya a varios cierres en Sevilla. El mercado "es muy complicado en estos momentos debido a la crisis y a los grandes laboratorios con las que es muy difícil competir". "El reto es que las muestras se analicen en Andalucía, y que no tengan que ser trasladadas a Cataluña o a Madrid".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios