20 presos del Manuel Montesinos se forman como emprendedores

  • Los internos, que están en tercer grado, participan en una jornada en el CADE y conocen las herramientas de que disponen para establecerse por su propia cuenta

La delegada provincial de Economía, Innovación y Ciencia, Angelines Ortiz, informó ayer a una veintena de internos del centro de inserción social Manuel Montesinos (CIS) que su incorporación al mercado laboral no sólo se tenía que limitar a esperar a que fueran contratados, sino que tenían la oportunidad de tomar las riendas y poder establecerse por su cuenta.

Fue el propósito de la jornada Vuelve a Empezar que se desarrolló ayer en el Centro de Apoyo al Desarrollo Empresarial de Algeciras (CADE) y en la que los técnicos expusieron a estos presos, en tercer grado y que cumplen el último tramo de su condena, las herramientas de que disponen para iniciar una aventura empresarial.

Ortiz les animó a que lo hicieran si les ronda la inquietud de establecerse por cuenta propia y le recordó que iban a estar respaldados de manera gratuita con servicios como los de asesoramiento, alojamientos en una estancia, formación, tramitación de subvenciones y disposición de naves. "Los tiempos de crisis son también tiempos de oportunidades . Aprovechad la jornada", subrayó durante la inauguración.

La delegada provincial indicó también que ser emprendedores también significaba fortalecer la actividad económica de la comarca y de la provincia. "Hoy (por ayer) les queremos ofrecer oportunidades que pueden encontrarse cuando quieran incorporarse al mercado laboral y que valoren como una oportunidad de futuro la posibilidad de crear su propia empresa y optar por el autoempleo". Recordó que los servicios del CADE estaban abiertos a todos los sectores. Estaba programado que un preso de Botafuegos contara su experiencia sobre la puesta en marcha de su negocio.

La directora del CIS, Ana María Villalón, valoró la importancia de que estos internos se puedan integrar tanto social como laboralmente. "Los de ahora son unos momentos que no son fáciles para ninguno, mucho más ellos que cuentan con unos déficits aún mayores o bien porque en su cultura no existe esa opción más emprendedora, más autónoma. Muchos de ellos viven aquí y a lo mejor en sus cabezas pueden tener un proyecto motivante". La mayoría de los asistentes eran hombres y jóvenes, parecido a la población que hay en las cárceles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios