Queridos amigos de la fauna ibérica

Enrtelobos. Aventuras, España, 2010, 115 min. Dirección y guión: Gerardo Olivares. Fotografía: Óscar Durán. Música: Klaus Badelt. Intérpretes: Juan José Ballesta, Sancho Gracia, Carlos Bardem.

No hay que ser un lince para atisbar el deseo de entroncar con cierta tradición documental española de altos vuelos, véase Félix Rodríguez de la Fuente, de esta costeada cinta de aventuras "basada en hechos reales" con la que Gerardo Olivares (La gran final, 14 Kilómetros) prosigue su irregular carrera comercial en un terreno por el que nadie parece apostar en nuestro tambaleante cine industrial.

Entrelobos viene a ser un desequilibrado híbrido entre El hombre y la Tierra, con todo su despliegue audiovisual (y mucha música sinfónica) al servicio del espectáculo (real o simulado) de la naturaleza salvaje, y una historia verdadera dramatizada al peor estilo de las miniseries didácticas con un trasfondo que podría remitir a El pequeño salvaje en la España rural más atrasada durante los oscuros-años-del-franquismo (sic).

Olivares demuestra su pericia técnica como orquestador de majestuosos vuelos de aves y carreras de lobos a cámara lenta, pero no podemos decir lo mismo de su tratamiento de la, eso sí, mínima, materia dramática con personajes de carne y hueso. Y no es ya sólo porque los tiznes, las pelucas y el tieso vestuario conviertan a todos los humanos de esta fábula ecologista en arquetípicas marionetas del costumbrismo más apolillado, sino por la escasa consistencia y exasperante elasticidad de un relato que, si bien sabe contenerse en su capacidad de observación de la acción externa sin mucha palabrería (aun así, sobra bastante), termina por cerrarse en falso.

En cualquier caso, hay que reconocer que los animales (lobos, lechuzas, hurones, cabras o conejos) brillan en su disciplina ante la cámara muy por encima de un elenco de relumbrón del que podía haberse prescindido perfectamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios