Crítica 'Somos la noche'

Vampiras de 'after'

Somos la noche.Thriller de vampiros, Alemania, 2010, 100 min. Dirección: Dennis Gansel. Guión: D. Gansel y Jan Berger. Fotografía: Torsten Breuer. Música: Heiko Maile. Intérpretes: Karoline Herfurth, Nina Hoss, Jennifer Ulrich, Anna Fischer, Max Riemelt, Waléra Kanischtscheff, Senta Dorothea Kirschner.

El género vampírico se regenera y muta como si de una desesperada búsqueda de su propia esencia inmortal se tratara. Desde Alemania, con estética post-punk y un elenco de jóvenes promesas femeninas cortejando a la veterana Nina Hoss (Una mujer en África), Somos la noche confirma a Dennis Gansel (Napola, La Ola) como nuevo cachorro del cine comercial patrio nacido a la sombra de Tom Tykwer para revisitar la iconografía y la mitología vampírica con una premisa no demasiado alejada de la realidad urbana. Y es que ¿quién no ha pensado alguna vez que entre la fauna alucinada y bailonga de los clubes nocturnos y los after clandestinos de Berlín no se encuentran realmente los vampiros de nuestros días?

En efecto, nuestro cuarteto de vampiras lesbianas, sexys y duras le chupan la sangre a todo hombre que se le ponga en el camino, huyen del alba como alma que lleva el diablo, juguetean con la policía y sus perseguidores encaramadas a los techos y lloran su pena inmortal por los rincones de la noche de neón y asfalto.

Gansel se aplica al cuento con el habitual arsenal de efectismo moderno, mucha cámara convulsa, montaje frenético y una banda sonora a todo volumen, intentando sin mucho éxito domar dramáticamente una historia cuya espectacularidad publicitaria y videoclipera termina por anular todo trasunto mítico, toda metáfora romántica o existencial, bajo escombros de ruido, brillitos y luces de colores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios