25 años del matriarcado del vino en Granada

Comentarios 0

Estos 25 años han pasado volando en la Bodeguilla de al Lado. A base de mucho trabajo, estudio y esfuerzo por dar mejor servicio, además de hacer una continua defensa de los vinos españoles, se ha ido cerrando ese círculo de conocimiento del que hace gala Fuensanta Martín Cáceres, su propietaria y fundadora.

Después de 25 años, Fuensanta, la reina tras la barra de madera, sigue haciendo gala de la misma energía y sobre todo, del respeto por su oficio. Ella, una de las pioneras en ponerse al frente de un bar en los años 90, se ha convertido en un referente contra el machismo imperante en el mundo de la hostelería.

Sugerencias: La gama de vinos especialmente elegida para esta ocasión

Para celebrar todos estos éxitos, hoy tendrá lugar una fiesta de cumpleaños muy especial. La diversión está asegurada en la calle Tendillas de Santa Paula. El festejo tendrá lugar tanto en la bodega como en Petra, su vinoteca colindante. Ya que como dice Fuensanta, "Petra no tiene sentido sin la Bodeguilla".

La fundadora cuenta que entre los invitados habrá "una variedad de estratos culturales y sociales, que representa lo que es esta casa". Hoy, a partir de las 13 horas (y sin hora concreta de finalización) Fuensanta abre las puertas de su bodega para los amigos que desde hace 25 años eligen este lugar como su segunda casa, y para los que acaban de descubrir la buena mano de esta mujer detrás de la barra.

En ese mismo mostrador, cada día y desde hace más de dos décadas, se producen un sin fin de tertulias de todos los tipos. Eso es precisamente lo que crea el ambiente único de la Bodeguilla, que en la fiesta de hoy, como siempre, estará de telón de fondo la cultura granadina.

De hilo musical sonará flamenco, del que nunca se deshace Fuensanta, y tendrá lugar un recital de poesía improvisada. Como culmen, en Petra estará preparada la exposición de abanicos con motivos de la cerámica granadina de José Antonio de la Rosa. Como dice Fuensanta, "no podía ser de otra manera".

La Bodeguilla está consolidada ya como una de las tabernas de referencia de Granada y su dueña da las claves de su éxito y explica que "tanto el trato como la forma de trabajar siempre ha sido la misma: con mucho cariño" y dando lo mejor de sí misma. "Siempre he ofrecido el mejor producto y he querido innovar, enseñar y sorprender para que la gente que entra a esta casa siempre esté expectante y nunca se aburra".

Para celebrar este aniversario, Fuensanta ha decidido exhibir lo más representativo de su casa. En cuanto a gastronomía, ella siempre ha sido una defensora de las texturas y los sabores puros, y se mantiene con platos clásicos, "prácticamente los mismos" y siempre de temporada.

Hoy podrá probarse en la Bodeguilla, entre otras cosas, tocinillo ibérico con tomate aliñado con un buen aceite de Granada del Valle de Lecrín -de la Almazara de Nigüelas- además de un buen queso, uno de oveja y otro de cabra.

El de oveja es de Palencia -España es la segunda productora de quesos en variedad, tenemos más de 400- y el de cabra procede de Huéscar, del que dice Fuensanta que "está muy equilibrado en cuanto a la acidez de la cabra y es más cremoso de lo habitual, es un espectáculo".

En cuanto a los vinos, la propietaria ha elegido una variedad que hacen halago a esta bodega, que se caracteriza por su variedad y ansia de descubrimiento. Serán todos vinos naturales, que "no son lo mismo" al paladar, explica. Para elegir las etiquetas para esta celebración, Fuensanta ha querido coger lo mejor del Norte, el Sur, el Este y el Oeste.

Entre las botellas que ofrecerá hoy a sus clientes hay españoles y alguno que otro francés. Antes de servirlo, y como buena sumiller profesional, Fuensanta dará una breve explicación sobre el vino que el consumidor haya elegido probar.

más noticias de CÓMETE GRANADA Ir a la sección Cómete Granada »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios