Vivir el Corpus

El Corpus se despide con un repunte de visitantes del 20%

  • El alto número de asistentes, más de 500.000, contrasta con la incertidumbre por la ubicación definitiva del ferial y por la propuesta de los caseteros de aumentar a nueve días la celebración.

Los caseteros lo auguraron y, a juzgar por los datos facilitados ayer por el Ayuntamiento, no se equivocaban. El aumento de las visitas al recinto ferial de Almanjáyar ha sido significativo respecto al año pasado: un 20% más. Más de  500.000 personas visitaron el ferial y el punto álgido se vivió el pasado sábado, a las 00.00 horas, con la fluencia de 100.000 personas. La empresa Alsina Graells –contratada en sustitución de Transportes Rober por la huelga de trabajadores– transportó  hasta el ferial a más de 100.000 visitantes, si bien los días de mayor afluencia fueron el miércoles y sábado con 27.000 y 26.500 usuarios respectivamente.

El concejal de Relaciones Institucionales del Ayuntamiento, José María Guadalupe, ofreció ayer en una rueda de prensa el balance de la feria, que se despidió el pasado domingo sin despejar la incógnita acerca de su ubicación definitiva y con la propuesta sobre la mesa de los caseteros de que las fiestas mayores se celebran de sábado a sábado.

En cualquier caso, el edil agradeció la masiva afluencia de visitantes, al tiempo que destacó el comportamiento cívico de los asistentes. Y es que, según valoró, no ocurrieron incidentes importantes durante la celebración, aunque se refirió al protagonizado por un caballo desbocado que hirió a cuatro viandantes y al “pequeño incendio” –sofocado en pocas horas– por un cortocircuito en la portada en la noche del viernes al sábado.

“En previsión de averías de mayor repercusión, se procedió a desconectar el alumbrado extraordinario que se alimentaba del mismo transformador durante diez minutos”, aseguró. Una vez sofocado el pequeño incendio, se valló la parte afectada y, al amanecer del sábado, se identificó la caja de conexiones que causó la incidencia y se reparó sobre la marcha. Si Guadalupe restó importancia a este hecho, lamentó el incidente protagonizado el jueves,  cuando un jinete ebrio mordió en varias partes de su cuerpo a un policía local.

Precisamente el dispositivo policial que prestó servicio extraordinario en las fiestas estuvo formado por 398 agentes de la Policía Local . Denunciaron, según apuntó, a 86 personas por infracciones de tráfico e interpusieron 17 denuncias por incumplimientos en los horarios de cierre de casetas y 14 por alcoholemias positivas.Asimismo, abrieron diligencias a diez conductores por carecer de permiso  y detuvieron a cinco personas por distintos delitos de hurto, participación en peleas o lesiones. La Policía Local no permitió el botellón en el recinto ferial, donde denunciaron a doce personas por incumplir la normativa. Los agentes controlaron el fenómeno, aunque detectaron que el miércoles “faltaron operativos para contenerlo más eficazmente”. 

En lo que se refiere a asistencia sanitaria, la Cruz Roja realizó 245 intervenciones y 37 traslados hospitalarios, y Protección Civil 16 asistencias y 22 traslados hospitalarios.  El sistema Emergencias 112 Andalucía, adscrito a la Consejería de Gobernación de la Junta, gestionó un total de 8.850 llamadas entre el jueves y el domingo pasados. En el apartado de Salud y Consumo, se inspeccionaron 248 establecimientos de comida y bebida y se decomisaron 82 kilogramos de productos alimenticios por conservación incorrecta y otras alteraciones. Guadalupe también reseñó que en la zona de casetas, algunos equipos de sonidos fueron precintados durante una noche por exceder los límites permitidos: Granada, C.F., Embrujo Copas, Cudi’s y O’hara.

Unos 30 operarios y nueve máquinas conformaron el dispositivo de limpieza, que recogió 150 toneladas de basura –un 1% más que el año anterior–, de las que 120,3 fueron residuos, 28,3 vidrio, y 1,5 cartón, un 27 por ciento más que en 2007. 

En cuanto a los servicios económicos, el concejal indicó que ya se ha cobrado la totalidad del importe de la ocupación del terreno por un importe global de 500.000 euros, de los que 52.000 corresponden al suministro eléctrico. Asimismo, se impusieron multas por valor de 21.000 euros. Por último, destacó el éxito de la guardería infantil, que acogió a 941 niños, con lo que “se triplica” el número de años anteriores, y el servicio veterinario para atención a caballos, “muy felicitado “por los caballistas, según valoró.

Transporte público “irregular” y programa cultural de “poca calidad”

Pobre programación cultural, irregularidad del transporte público –caro e inadaptado para personas con poca movilidad– y eliminación de la feria del centro. Estas son, según aseguró ayer el concejal socialista Isidro Olgoso, las carencias de la recién celebrada la feria del Corpus. El edil lamentó que los jóvenes se trasladaran a Armilla a ver a Andrés Calamaro, debido a que la oferta en el recinto ferial “se limitó a Los Morancos o Las Soles”. Pero, sin embargo, aplaudió la actuación de grupos granadinos en el Corral del Carbón y las actividades organizadas para los más pequeños en Bib-Rambla. Bajo su punto de vista, estas carencias se deben a la mala gestión económica del equipo de Gobierno, que “ha despilfarrado dinero” en “obras innecesarias”

Por ello, instó al alcalde, José Torres Hurtado, a “tomar las riendas” de la feria con vistas a la celebración del año que viene, en clara alusión a la necesidad de fijar una ubicación definitiva del recinto, dado que los terrenos de Almanjáyar son propiedad de la Junta, que prevé la construcción de viviendas. Y es que, según al alcalde le toca “mover ficha” para que se consensúe, después de cinco años, el lugar más idóneo, y, en esta línea, le exigió “que diga cómo y dónde quiere la feria”. Respecto a la propuesta de los caseteros de aumentar de sábado a sábado la celebración del Corpus, Olgoso señaló que “habrá que debatirlo”, si bien Guadalupe advirtió de que habrá que tenerse en cuenta los gastos que esto supondría. En opinión del edil popular, estos dos últimos asuntos deberán ser debatidos por los sectores implicados, a lo que el Ayuntamiento “está abierto”.

En cuanto a la primera incógnita, reiteró una vez más la propuesta del Consistorio de instalar el ferial en un parque periurbano cercano a la ciudad, donde puedan celebrarse otro tipo de eventos a lo largo de todo el año, para “dar respuesta a la demanda social”. Al respecto, señaló que esta propuesta cuenta con el respaldo de los caseteros del ferial, que han presentado una alegación al nuevo PGOU en este sentido. Sin embargo, fue contundente al descartar la ubicación del recinto cerca de Atarfe, al tildar la propuesta de “barbaridad”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios