"Venga chiquilla, pasa por taquilla y suelta la mantequilla"

Ser feriante es un trabajo, una forma de vida e incluso un sentimiento que se acaba heredando de padres a hijos, generación tras generación, de la misma manera que el hecho (y necesidad) de ir de feria en feria, visitando los municipios y las capitales de toda España.

Este es el caso de Miguel Priego Rodríguez, un muchacho de tan sólo 19 años que es el encargado del micrófono en la atracción de la super olla, un columpio que da vueltas y se mueve de forma repentina, hasta que los más audaces se sueltan (o caen) del asiento al centro de la 'cacerola' acolchada, "por eso llama la atención de todo el mundo", explica.

Como la inmensa mayoría de sus compañeros, decide poner en funcionamiento la maquinaria entre las 17:00 y las 18:00 horas, y ya no la apagan hasta que se alcazan, como mímino, las cuatro de la madrugada. Sin embargo, "podemos estar hasta las siete sin ningún problema como hemos estado muchos otros años... pero éste no está siendo igual porque la crisis se está notando bastante", aclara Miguel. Aunque la apertura a la clientela sea por la tarde, se trabaja desde el mediodía porque "hay que revisar la maquinaria de la atracción y engrasarla". De todas formas, cuando más afluencia de público hay en la calle del infierno es a partir de la medianoche. En esos momentos, y debido al menor número de gente que acude a los cacharritos este año, Miguel se ve obligado a desplegar todo su ingenio y se convierte en el máximo responsable de que la super olla se llene de personas.

Para atraer la atención de los presentes sólo tiene la improvisación, y 'micro' en mano "digo lo primero que se me ocurre o se viene a la cabeza". Con un simple "¡Venga chiquilla!, ir pasando por taquilla y soltad la mantequilla", Miguel consigue su objetivo, divierte a la gente y les arranca una sonrisa.

La vida del feriante es dura, sacrificada y algo difícil porque "es muy parecida a la de un nómada, siempre viajando por todos lados de aquí para allá"; pero a pesar de que "estás siempre fuera de tu casa", tienen la gran suerte de tratar y conocer a muchísima gente, además de ver "las diferentes costumbres y el encanto de todas las ciudades de España".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios