Vivir el Corpus

De corbata en el ferial

  • Las empresas e instituciones organizaron ayer sus almuerzos y copas de bienvenida a la Feria del Corpus, que se caracterizó por una ambiente familiar, casetero y con poca afluencia de público.

Ni frío ni calor. El primer mediodía de la Feria del Corpus de este año empezó tibio. El look PSOE, las comidas de empresa y el ambiente familiar fueron las divisasde las primeras horas de luz de las fiestas grandes de Granada. La portada del ferial vio pasar a los trabajadores, militantes socialistas, de la UGT o CCOO, y a parentelas enteras de caseteros con corbata y las flores tras la oreja.

El PSOE celebró su comida institucional. A las 13.30 empezaron a entrar por la puerta de su caseta las caras más conocidas de la delegación del partido. Nadie quiso perderse el acto. Ni los más veteranos, ni los más flamantes cargos. Por ejemplo, Elvira Ramón, nombrada esa misma mañana delegada de Salud, estrenó su cargo en este primer acto semipúblico al que también asistieron otros cargos nuevos, aunque no tan inmediatos, como Francisco Cuenca, delegado de Innovación.

‘Semi’, porque a la cita no sólo acudieron los representes del socialismo granadino, también asistieron a la copa de mediodía empresarios, miembros de sindicatos o representantes de las Fuerzas de Seguridad delEstado.

Entre los ‘no-militantes’ estaba el constructor José Julián Romero o el presidente de la Confederación de Empresarios, Gerardo Cuerva. Y sobre todo, diseminados entre la pléyade de socialistas, numerosos periodistas viendo y dejándose ver.

Y en la nómina de ilustres del partido no faltó ni un nombre. Desde concejales del Ayuntamiento de Granada como Juan López Domech hasta el portavoz del grupo municipal socialista en el Consistorio, Javier Torres Vela. También numerosos alcaldes socialistas como Sergio Bueno, de Santa Fe, o Pedro Fernández, de Baza. No faltaron a la cita antiguos cargos políticos, comoAntonia Aránega o el músico Enrique Moratalla. Diputados, como la responsable de Igualdad, Juana María Rodríguez, o parlamentarios como Ángel Gallego.

Tampoco el subdelegado del Gobierno, Antonio Cruz, la directora del Patronato de la Alhambra, María del Mar Villafranca, o el secretario general del PSOE en Granada, Francisco Álvarez de la Chica, cuya foto, de la mano de Chaves y Zapatero, era parte de la escasa decoración de la caseta.

Y sentada en una silla, flanqueada por sus hijas, una histórica del partido, Palmira Noguera Román, que asus 84 años no quiso perderse la cita de la feria.

Si bajo los toldos del PSOE no cabía un alfiler y era difícil hacerse con alguna jarra de rebujito y un plato de chorizo o morcilla, en las casetas de la UGT y CCOO obreras había un ambiente más familiar y se optó por el almuerzo sentado a la mesa. Un poco más de la cincuentena de personas se dieron cita en la caseta de CCOO, entre ellos Pedro Vaquero. Una apuesta similar fue la qie hizo UGT, aunque con mayor afluencia de público. Y entre los comensales, algún representante socialista con el don de la ubicuidad, como Antonio Lara, delegado de Educación.

Una virtud que adorna a otros militantes provinciales que estuvieron en la copa del PSOE y en los almuerzos de otras casetas. Entre ellos Antonio Cruz o la concejal del grupo municipal socialista, Carmen García Raya, que también hizo acto de presencia en la caseta de Diputación.

La caseta institucional en la que soplaba un aire más diferenciado fue la del Ayuntamiento, que ayer inauguró su programa diurno ofreciendo un baile al Centro de Mayores de Cájar.

Mientras, en las demás casetas, como en la de Caja Rural, había comidas de empresa o familiares. Un ambiente muy casetero, pero con poca afluencia de gente en las calles:los vendedores de los puestos ambulantes miraban pasar a los grupos, que iban con paso firme y objetivos fijados de antemano.

Por la noche, más de lo mismo pero con más afluencia y un protagonismo más directo para los chicos de la prensa, que tenían copa de bienvenida en las casetas de la Diputación Provincial, Emasagra y Caja Rural.

El conjunto fue una jornada a media asta y de ambiente a caballo entre lo laboral y lo familiar que sirvió para preparar el cuerpo de los caseteros para el lleno hasta la bandera que se espera hoy.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios