El calor y la crisis deslucen un viernes de feria a medio gas

  • El ferial estaba muy vacío el viernes a mediodía · Los caseteros se quejan de la dificultad para encontrar empresas que quieran hacerse cargo de las barras

El mediodía de ayer fue la hora de los valientes. En el recinto ferial de Almanjáyar la feria estaba deslucida, con la mitad de las casetas vacías y algunas cerradas. Por las calles se veían pocas personas andando y sólo algunas a caballo. Las sillas estaban todavía sobre las mesas y muchos empleados permanecián sentados en las que estaban operativas esperando a que entrara algún cliente.

Poco a poco, sobre las cuatro de la tarde, la cosa estaba un poco más animada, pero eso no contentó a muchos caseteros.

Por ejemplo, José María Cervera, que llevaba con mucho sigilo el homenaje que por la noche recibiría Antonio Fernández, otro de los socios de Los Caireles, se quejaba de la situación. "Otros años el viernes de feria a mediodía se tenía que contratar a un vigilante de seguridad porque no cabía tanta gente en la caseta. Ahora no viene casi nadie".

Para el presidente de Los Caireles el principal problema es el recinto. "Está obsoleto y se tiene que cambiar ya o nos cargaremos la feria. Con tan poca gente es difícil encontrar empresas que se quieran hacer cargo de la barra de la caseta. Además, para los socios es muy difícil sostener esto económicamente", se lamentaba. "Como esto siga así no vamos a poder aguantar mucho tiempo".

El presidente de la Federación de Caseteros, Salvador López Checa, se mostraba más optimista. "Con este calor de fragua es normal que la gente se lo piense más para venir al ferial. Hay que ser muy casetero, pero a media tarde el ambiente se anima más".

Según el presidente, con el sol de justicia de ayer hay pocos que reúnan fuerzas para andar por las calles de la feria y están más encerrados en las casetas, disfrutando de los almuerzos entre amigos. "Es lógico que se prefiera estar resguardado", comentaba López Checa, para quien el balance de la feria de 2010 está siendo positivo. "Por ahora va bastante bien dentro de lo que se podía esperar con la crisis y el calor. El viernes no ha venido mucha gente porque la noche del jueves se quedó hasta muy tarde. Muchos se han acostado con el sol a las espaldas".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios