PP y CSIF piden cuentas por el "enchufe" de la sobrina de Mir

  • La oposición cree que el vicepresidente de Lipasam "insulta a la inteligencia" cuando resta importancia a la contratación alegando que es pariente de su mujer

La oposición municipal y el sindicato CSIF arremetieron el jueves contra el teniente de alcalde del Ayuntamiento y vicepresidente ejecutivo de Lipasam, Alfonso ir (PSOE) por la contratación de su sobrina en la empresa pública de la que es alto directivo. El portavoz adjunto del PP en el Consistorio, Francisco Pérez, exige al concejal socialista que ofrezca "explicaciones convincentes" sobre este hecho: "Que no insulte a la inteligencia diciendo que es una sobrina de su mujer. Ofende a los 74.000 parados de la ciudad. Urgen explicaciones claritas, porque esto es reírse de la gente que está apuntada a las bolsas de empleo, a las que no les sonará nada bien esta historia".

El mismo concejal recordó una polémica anterior que tuvo como protagonista a Mir, cuando trascendió que una caseta de la Feria de Abril asignada en su origen a un colectivo de trabajadores del Ayuntamiento acabó a nombre exclusivamente del hoy concejal socialista en el gobierno: "Que no ocurra como con la caseta, cuando el señor Mir intentó emborronarlo todo. O a ver si va a ocurrir como con Mercasevilla. La actuación de este señor es contraria a la línea que debe caracterizar a todo político, que es la de dar explicaciones para demostrar su absoluta abstención en la contratación de una trabajadora que es su sobrina".

La empleada en cuestión ingresó en Lipasam en 2007 siendo Mir director gerente de Lipasam. En 2009 se le hizo un contrato por sustitución que sigue vigente para cubrir una baja por prejubilación, cuando su tío era ya vicepresidente ejecutivo de la empresa, tal como avanzó Diario de Sevilla.

El PP considera que el "colmo" de esta polémica es que la sobrina de Mir fue contratada para el departamento de calidad medioambiental: "Y encima se aumenta la plantilla para las oficinas, no para barrer las calles, que es donde hacen falta más trabajadores tal como están hartos de denunciar los sindicatos". Pérez aprovechó para explotar políticamente este polémico asunto: "Esta es una historia más de los enchufes en este gobierno. Y no será la última. Primero fue un primo del alcalde, después un cuñado y ahora la sobrina de un concejal. Adviero al señor Mir que esto tiene difícil explicación. No dudamos del currículum de la trabajadora, pero que hay una relación familiar es innegable. Y Mir debería aplicarse lo de la mujer del César. Si no demuestra que no ha habido una influencia por su parte, habrá que tomar medidas".

La portavoz del gobierno local, Nieves Hernández, restó importancia al hecho alegando que se trata de una familiar de Mir "en cuarto grado", cuando en realidad, en función de la información facilitada por el propio Mir, se trata de un pariente en tercer grado por afinidad de acuerdo con la legislación civil vigente. Hernández se limitó a atribuir este hecho a la proximidad de las elecciones: "Todo se saca de quicio". Aseguró que la trabajadora entró como becaria por la Universidad, obviando que a los dos años resultó agraciada con un contrato a dedo aún vigente.

El presidente de la sección de CSIF en Lipasam y miembro del comité de empresa, Manuel Rivas, calificó de "inadmisible" la contratación: "No tenemos nada en contra de esta trabajadora, pero está claro que ha entrado por motivos políticos o, mejor dicho, por un político. Además, Mir ha enchufado a su sobrina en las oficinas, que es donde sobra gente en Lipasam. Aquí lo que hace falta es gente barriendo las calles. La acabarán haciendo fija".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios