Los sindicatos aúnan esfuerzos para exigir al Gobierno un adelanto en la edad de jubilación de los Policías.

  • La nueva unidad sindical cuenta además con el apoyo de CSL y COP.

La Unidad de Acción para el anticipo de la edad de jubilación de Policías Autonómicas y Locales, como plataforma que ya funcionaba con el impulso de CSI-F,  ha llegado a un acuerdo común compartido con CCOO y UGT, que ahora incorpora también las voluntades de CSL y COP.

Esta nueva unidad sindical fue presentada a los medios de comunicación en Madrid, dando un nuevo impulso a la reivindicación con el objetivo de trasladarlo a la sociedad. 

El acuerdo compartido por los tres sindicatos tiene como fin último “mejorar la calidad del servicio que se presta a la sociedad e impulsar definitivamente un acto de justicia laboral”.

El Vicepresidente Nacional del sector de CSI-F, Rafael Ruiz Canto, recordó el largo trabajo de meses que se ha llevado a cabo  desde el sindicato con el objetivo de lograr un avance del que ya disfrutan miles de policías y bomberos. 

“De esta forma nos situaremos en el arco del resto de policías europeas de nuestro entorno como Inglaterra, Alemania o Francia” alega el sindicato.

Desde la Unidad de Acción, se persigue crear cauces que permitan el anticipo de la edad de jubilación de las Policías Autonómicas y Locales con la protección efectiva de los derechos de la ciudadanía, mediante la participación en la creación de un nuevo proyecto de Seguridad Pública.

CSI-F recordó el riesgo y la penosidad  que implica la labor policial tal y como lo recoge la Ley General de la Seguridad Social en su artículo 161, que habla de una profesión “de naturaleza especialmente penosa, tóxica, peligrosa e insalubre” en la que se registren “elevados índices de morbilidad o mortalidad”. Se aportaron asimismo datos  recogidos en estudios como el que, gracias al testimonio de agentes de 642 plantillas, se acreditó el deterioro psicofísico que provoca el trabajo policial y que a partir de los 55 años, ya supone un riesgo para la salud del funcionario y la de terceras personas.

Durante la rueda da prensa, se recordó que la edad media de un policía local español ronda los 44 años, realidad que obliga a enfrentarse al problema del envejecimiento de las plantillas y a todos los riesgos que ello supone.

“Estamos ante una medida que no supondrá coste alguno para las arcas públicas, pues serían los propios afectados quienes, con el aumento de la cotización a la Seguridad Social, sufragarían esta medida que, por otra parte, cumpliría con lo dispuesto en el Estatuto Básico del Empleado Público” aclaró CSI-F.

El sindicato asegura de esta forma, que en plena crisis económica, la medida no supondría ningún gasto extraordinario, pues no afectaría a la “hucha” de las pensiones ni al Pacto de Toledo. Añade además, que un adelanto en la edad de jubilación de los policías locales, requeriría la incorporación en los próximos cinco años de unos 4.000 nuevos agentes. 

La aprobación de esta medida, conllevaría la creación de más empleo público, “paliando así los efectos de las alarmantes cifras de paro registradas en España”.

“Pedimos a nuestros políticos que abandonen las buenas palabras y se retraten ya ante más de 60.000 familias que tendrán muy en cuenta su respuesta en las elecciones municipales”. 

De no recibir respuesta por parte del Gobierno, los sindicatos han anunciado la puesta en marcha de una campaña de movilizaciones y actos unitarios de las Policías Locales sobre los que irán informando. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios