"Ahora no se puede ser tan optimistas"

  • Óscar Cano quiere evitar euforias innecesarias y llama a la prudencia de cara a los partidos que restan por disputar

El técnico del Granada CF acudió a la sala de prensa contento y satisfecho con el trabajo desarrollado por sus hombres en el terreno de juego. "La primera parte ha sido muy igualada, nosotros hemos salido enchufados y nos ha faltado el acierto en los últimos metros, aunque si bien es cierto que en los últimos veinte minutos nos ha metido en problemas el Marbella y podían haberse marchado con un gol al descanso", expuso Óscar Cano.

Para el preparador rojiblanco, en la segunda parte su equipo estuvo "más serio", a lo que agregó que "hemos sabido interpretarla mejor, no hemos pasado demasiados agobios en defensa y hemos estado muy serios". Cano también dijo que "lo importante es que éste es un pasito más que nos estimula y nos acerca un poquito más". Para el entrenador, el tanto que se anuló al Marbella mediada la segunda parte "nos sirvió para crecernos y nos ha dado vida, hemos salido a por el segundo y lo hemos podido conseguir".

Sobre los problemas económicos que tiene la plantilla, a la que se le adeudan dos mensualidades a los jugadores y tres a los técnicos, Óscar Cano se mostró comprensible, pues "ellos están realizando el esfuerzo por tenernos pagados, hay dificultades, pero lo principal ahora es lo deportivo". Para el míster, "ya vendrán tiempos para reivindicarnos, ahora debemos estar metidos y enchufados, sacando puntos de tres en tres y que los rivales sigan dejándose puntos en el camino". Precisamente, los periodistas recordaron al preparador granadino cómo queda la tabla después de la jornada de ayer, a lo que Cano arguyó que "con estos resultados se engancha el Melilla, que pasa a ser un posible candidato, y nos enganchamos nosotros y nos acercamos".

El técnico alabó la capacidad de su vestuario de unirse ante las adversidades económicas, y afirmó que "un vestuario unido te acerca a los objetivos, poco a poco hemos ido haciendo más grande la idea que queremos, no podemos lanzar las campanas al vuelo, ahora el discurso no puede ser tremendamente optimista".

El preparador hizo un guiño a los aficionados rojiblancos desplazados hasta Marbella y reconoció que "han estado de diez, cuando el equipo lo necesita. Por si se nos ocurría bajar la guardia, el aliento que nos han dado es de diez. Pese a que el día estaba feo, parecía que estábamos en casa".

El técnico del Marbella, Oli, por su parte, apuntó ante los medios que "las situaciones se repiten, volvimos a ser mejores, con más ritmo, intensidad y ocasiones, justo antes del 0-1 Cristian falló una ocasión, nos encontramos con el gol y luego la misma película de toda la temporada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios