Alemania ultima su puesta a punto

  • La 'Mannschaft' quiere igualar su récord de imbatibilidad, fijado en 23 partidos hace 28 años

El seleccionador alemán, Joachim Löw, dirigió su primer entrenamiento de cara a los amistosos ante España y Brasil, en los que Müller quiere batir el récord de partidos invictos consecutivos de la Mannschaft.

"Tenemos que jugar siempre contra los mejores si queremos continuar con nuestra evolución. Para ello España y Brasil son los rivales correctos", explicó Löw.

Sus jugadores ven la victoria en estos dos encuentros como una posibilidad para ampliar su serie de 21 partidos sin perder consecutivos. La mejor marca de la selección alemana de 23 partidos invictos se remonta casi 28 años, al equipo bajo las órdenes de Jupp Derwall. Ésta se podría igualar con sendas victorias en estos dos amistosos.

Löw todavía no ha dado a conocer cuáles serán los 11 jugadores de los 26 convocados que saltarán al terreno de juego ante España y cómo quiere lograr el equilibrio entre un resultado favorable y probar cosas nuevas.

El técnico alemán es conocido por usar los amistosos para probar jugadores con poca experiencia e impulsar sus carreras. Algo clave teniendo en cuenta el duro Mundial que aguarda a Alemania. "Va a ser una situación diferente a la de Brasil. Va a ser difícil. Ganamos el Mundial. Ganamos la Copa Confederaciones. Hemos ganado los diez partidos de la fase de clasificación. Ahora todos nos quieren destronar", dijo Löw.

Los partidos ante España y Brasil podrían suponer un impulso adicional para el equipo. "Si todo transcurre bien, puede darnos ánimos. Por eso nos lo tomaremos también con absoluta seriedad", prometió Müller que mañana vestirá por nonagésima vez la camiseta de Alemania.

Sebastian Rudy se ausentó del primer entrenamiento para estar con su mujer en Múnich, a la espera de que nazca su hijo. Además, Emre Can interrumpió el entrenamiento por precaución por problemas en la espalda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios