Alonso cambia su suerte

  • El piloto asturiano sube por primera vez al podio en Valencia gracias a su segundo puesto · Vettel suma su sexta victoria en ocho carreras y es más líder · Alguersuari finaliza en una meritoria octava posición

Fernando Alonso (Ferrari) rompió su mala suerte en el trazado urbano de Valencia al lograr la segunda posición en el Gran Premio de Europa, en una carrera que ganó el alemán Sebastian Vettel (Red Bull), que cada vez es más líder y que, ya con seis triunfos en su haber en ocho carreras disputadas, tiene su segundo mundial consecutivo al alcance.

Con el Red Bull de Vettel intratable, Alonso fue una de las estrellas de la carrera por las calles del Puerto de Valencia, al protagonizar un intenso duelo con el australiano Mark Webber (Red Bull) por la segunda plaza y por subir por primera vez al podio tras las tres ediciones anteriores que le fueron aciagas.

En la salida, aunque Alonso perdió la cuarta posición desde la que partió en favor de su compañero Felipe Massa, que también rebasó al británico Lewis Hamilton (McLaren), el español logró superar a ambos en la primera curva y se situó tercero. A partir de ahí los dos Red Bull marcaron la pauta y tras ellos el Ferrari del piloto asturiano, que se situó a la estela del australiano de Red Bull.

Tras una intensa persecución, Alonso logró rebasar a Webber en la vuelta 21, pero de nuevo el piloto de Red Bull recuperó la segunda plaza con una parada en la calle de garajes para el cambio de neumáticos.

Sin embargo, este enfrentamiento entre Alonso y Webber, el más interesante de todo el Gran Premio, volvió a vivir otro interesante capítulo, ya que el español aguantó más la última parada y los buenos registros del asturiano, unidos a un buen cambio de ruedas de Ferrari, le devolvieron a una segunda plaza que ya no soltó.

El otro protagonista de la carrera también fue español, ya que Jaime Alguersuari, tras partir desde la decimoctava posición en la salida, se metió en la zona de puntos con una brillante octava plaza en la línea de meta fruto de un notable pilotaje y una estrategia brillante.

El catalán y Toro Rosso apostaron por una arriesgada estrategia a dos paradas que le llevó hasta la zona de puntos, aunque en un buen tramo de la misma estuvo instalado incluso en la séptima.

Esta actuación llega para Alguersuari en un inmejorable momento después de un fin de semana complicado por los comentarios sobre la posibilidad de perder su volante. De nuevo su mejor relación con la carrera que con la sesión de clasificación sirvió para dejar las cosas en su sitio.

La cuarta edición de la carrera no fue tan exitosa para el británico Lewis Hamilton, pues acabó en la cuarta posición. Y es que el piloto de McLaren había ocupado la segunda posición del podio en los tres años anteriores.

En una carrera en la que se esperaba más de Hispania, la escudería española no pudo cumplir las expectativas y ocupó los dos últimos puestos con el vigésimo cuarto del indio Narain Karthikeyan y el vigésimo tercero del italiano Vitantonio Liuzzi.

Con respecto a anteriores ediciones de la carrera en Valencia, la aplicación del alerón móvil y la estrategias de neumáticos propició que el actual Gran Premio de Europa se revitalizara con adelantamientos.

Además, en una carrera que por su carácter urbano cuenta con muros que los pilotos pasan a pocos centímetros no se produjo ni un solo abandono, ni si quiera por avería, una circunstancia que no se daba desde el Gran Premio de Italia, en Monza, en el año 2005.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios