Álvaro Molina queda cuarto en Alemania y se coloca como mejor piloto de Kawasaki

Gran carrera del piloto granadino Álvaro Molina y su equipo, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad, en la segunda manga de la Copa del Mundo de resistencia, que se ha celebrado en Alemania en la que, junto a sus compañeros Dailos Sainz y Luis Castro, ha conseguido una meritoria cuarta posición remontando desde el octavo puesto en el que salían.

Molina fue el elegido por el equipo para la espectacular salida en la que el piloto salió corriendo desde el otro lado de la recta de meta, cogió la moto, la arrancó y partió como un 'tiro'. Desde ese momento comenzó a remontar con un ritmo muy rápido que le permitió entregar la moto a Dailos Sainz en la cuarta posición y a sólo una décima de segundo del tercero con el que fue adelantándose en muchas vueltas.

A partir de ahí, el equipo estuvo clasificado entre la sexta y la cuarta posición hasta el ecuador de la prueba. Ya en la segunda mitad se afianzó en la cuarta plaza. Media hora antes de que Molina cogiera la moto por última vez, el equipo marchaba tercero y con bastante ventaja sobre el cuarto.

Cuando Molina llevaba ya bastantes vueltas de su último relevo, que debería terminar sobre las 21:00 horas, comenzó a llover y tuvo que entrar a cambiar de neumáticos. Pero, minutos después, la carrera su tuvo que suspender porque las pista se volvió demasiado peligrosa por falta de visibilidad y exceso de lluvia. Esto les hizo perder todas las posibilidades de conseguir la tercera posición que tenían previsto recuperar si la carrera no se hubiera suspendido, ya que el equipo que marchaba tercero.

El granadino declaró a este diario que "hemos hecho una buena carrera. Era la primera vez que veníamos aquí y nos hemos adaptado muy bien". Sobre el último relevo, el de Huétor Vega exclamó que fue "una odisea", pues "iba muy bien y, cuando ya estábamos a punto de recuperar la tercera posición, comenzó a llover torrencialmente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios