Aplazado el Rayo-Madrid

El partido que se tenía que haber disputado anoche (21:30) entre el Rayo Vallecano y el Real Madrid fue suspendido unos veinte minutos después de esta hora debido a un sabotaje del sistema eléctrico del estadio. La decisión tomada en principio por las partes fue que el partido se juegue hoy (19:45), una vez subsanada completamente la grave avería causada.

Luis Yáñez, director general del Rayo Vallecano, ya había informado que se había marcado las diez de la noche como hora límite para decidir si el partido se jugaba, pero al final la decisión se tomó con unos minutos de antelación sobre esa hora."El corte de cables es un sabotaje claro porque se ha tenido que hacer desde una de las cubiertas del estadio", dijo Yáñez.

"En caso de que se suspenda, el partido se jugaría mañana. Ya hemos hablado de ello con la Federación. Este acto de sabotaje perjudica la imagen del Rayo y del fútbol", agregó el dirigente rayista antes de que se tomara la decisión final de aplazar el partido.

Martín Presa, presidente del Rayo, había explicado antes también que los problemas eléctricos se debían a "un sabotaje".

"Los cables de electricidad de uno de los laterales del estadio han sido cortados y los cables no se cortan solos. El inicio o la suspensión dependerá de si el empalme de los cables funciona o no. No sospecho de nadie", dijo Martín Presa. Finalmente, el partido se aplazó porque era demasiado arriesgado que los aficionados siguiesen esperando en la calle, ya que no se les permitió entrar al estadio porque tampoco funcionaban los tornos. Pese a que los operarios trabajaron a marchas forzadas fue imposible el arreglo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios