El Atlético fulmina cualquier esperanza de milagro del Baza

  • Pese a adelantarse, los de Rafa Muñoz ceden en la recta final del enfrentamiento

El CD Baza dio ayer un paso atrás definitivo en sus aspiraciones por acceder a la fase de ascenso a Segunda B. Al equipo bastetano le pudo la presión y vio como en los últimos minutos el Granada Atlético le daba la vuelta a un partido que hasta quince minutos antes del final era controlado por los bastetanos.

Las reducidas dimensiones del campo de la Diputación condicionaron un partido en el que la falta de espacios y la dificultad de jugar el balón fueron determinantes. Esto obligó a ambos equipos a 'sacar petróleo' a balón parado

Así fue como el Baza consiguió adelantarse en el marcador. Un córner perfectamente ejecutado por Víctor Pereira fue rematado por Vojvoda. Allí apareció la excepcional mano de Cañi, que sin embargo nada pudo hacer para evitar el posterior disparo de Julio César, que mandaba el balón a las mallas.

Fue el 0-1 para el Baza en la antesala del descanso de una primera mitad que sin embargo había estado dominada por el Granada Atlético. Los rojiverdes tuvieron mayor posesión del balón y se mostraron más cómodos sobre el césped. Edu Gómez incluso tuvo ocasión de adelantar a su equipo cabeceando un balón que se marchó por encima del larguero.

La segunda parte mostró a un Baza mucho más serio, queriendo tener el balón, dejando correr los minutos, y a la vez sin renunciar al ataque. De nuevo Vojvoda y Julio César fueron artífices de una buena ocasión visitante. La réplica fue de Edu Gómez, que obligó al guardameta Manolo a emplearse a fondo para impedir el empate.

El Baza vivió sus mejores momentos en el ecuador de la segunda mitad. Vojvoda fue sinónimo de peligro en los saques de esquina bastetanos, y la entrada de Platas dio velocidad al ataque rojiblanco.

El técnico local decidió arriesgar con un cambio ofensivo, dejando una defensa de tres con Rubén como único central. La apuesta funcionó bien y el Atlético no tardó en reaccionar, consiguiendo el gol del empate. El cambio de juego perfecto de Rafita fue a los pies de Carmona que, tras un buen control, batía a bocajarro a Manolo.

El punto, inservible para el Baza, obligó a Rafa Muñoz a adelantar las líneas de su equipo. La defensa rojiverde abortó una y otra vez cualquier internada visitante.

Con el tiempo cumplido, y contra todo pronóstico, Thierry tras un rápido contragolpe ponía un pase de la muerte a Seco para que éste acabase con todas las esperanzas bastetanas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios