El Atlético se lanza a por la Liga

  • Los rojiblancos deben vencer al Leganés antes de pensar en el duelo directo contra el Barcelona

Griezmann y Diego Costa se ejercitan en Majadahonda con el Atlético. Griezmann y Diego Costa se ejercitan en Majadahonda con el Atlético.

Griezmann y Diego Costa se ejercitan en Majadahonda con el Atlético. / mariscal / efe

El Atlético de Madrid recibirá hoy al Leganés con la obligación de ganar para meter presión sobre el Barcelona, su rival del domingo en un encuentro decisivo para el título de Liga.

El torneo ofrece en su vigésima sexta jornada la posibilidad de que el conjunto de Diego Simeone se marche a dormir a sólo cuatro puntos del Barcelona, que mañana visita a Las Palmas. No es algo en lo que muchos creyeran hace sólo un mes.

Sin embargo, Simeone es un maestro del credo. Si algo caracterizó al Atlético desde su llegada fue la adquisición de una fe inquebrantable. Como es ahora siquiera la posibilidad de poder luchar por el título de Liga.

"En los últimos 14 años siempre han salido campeón Madrid y Barça, salvo nosotros. Y en los últimos 14 años, sólo en 2008 el Villarreal quedó segundo. Estamos en un campeonato imposible para los que no somos Madrid y Barça", argumentó Simeone en un discurso meramente pragmático.

Pero luego continuó: "Tenemos que seguir en la línea. No miramos más allá de lo que nos entusiasma y nos potencia como equipo, que es no alejarnos del partido que tenemos por delante. Y después, más adelante, cuando queden cinco o seis fechas, ahí veremos qué situación podemos tener".

Lo cierto es que Simeone no renuncia a la Liga y así lo demostró en un reciente partido, cuando celebró un gol señalando a la grada con sus dedos: "Siete". Justo la distancia en puntos que le lleva el Barcelona a su equipo.

Naturalmente, todo pasa por ganar hoy al Leganés y luego llevarse los tres puntos de su visita al Camp Nou, donde el Barcelona permanece invicto esta temporada. Una misión más que difícil, aunque muy del gusto de Simeone.

El Atlético se reenganchó a la pelea por el título después de sumar cinco triunfos seguidos en la Liga. El último fue en el campo del Sevilla con una goleada por 2-5 en la que mostró su mejor versión: líneas juntas, presión alta, competitividad y pegada demoledora. Griezmann y Diego Costa están en su mejor versión y eso lo agradece enormemente el equipo rojiblanco.

Si acaso, la duda que surge ahora es ver si con 17 jugadores de campo será suficientes para poder pelear por la Liga y la Liga Europa. La plantilla quedó muy disminuida esta semana con las ventas de Yannick Carrasco y Nico Gaitán al Dalian Yifang chino. Era mucho dinero, pero también merma el potencial deportivo.

"Veo un grupo corto, pero muy competitivo. Esto nos dará la posibilidad de que la mayoría tenga minutos y podamos distribuirlos de la mejor manera para potenciar al equipo, que es lo que nos importa", explicó Simeone.

El Leganés llega al Wanda Metropolitano en su peor momento de la temporada después de sumar cinco jornadas sin ganar, aunque hizo buen acopio de puntos en la primera vuelta y no tiene motivos para pensar en problemas para mantener la categoría.

El Valencia es el cuarto clasificado y visitará al Athletic de Bilbao con el objetivo de seguir alimentando una racha que ya cuenta con tres victorias consecutivas.

Por su parte, el Villarreal defenderá su quinta posición en el campo del Eibar, mientras el Deportivo de La Coruña visitará al Getafe con la obligación de ganar para poder volver a pensar en la permanencia.

La jornada se completará con el duelo entre el Málaga y el Sevilla, un choque de rivalidad regional con diferentes urgencias para los dos equipos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios