fórmula 1

Bakú, un territorio incómodo para Lewis Hamilton

Hamilton, en Bakú. Hamilton, en Bakú.

Hamilton, en Bakú. / valdrin xhemaj / efe

La Fórmula Uno llega este fin de semana a Bakú, sede de la cuarta carrera de la temporada en la cual ya han ganado Ferrari (el alemán Sebastian Vettel, dos veces) y Red Bull (el australiano Daniel Ricciardo), pero no Mercedes ni el británico Lewis Hamilton, que afronta un circuito incómodo para él.

El tetracampeón mundial británico (2008, 2014, 2015 y 2017), segundo actualmente tras el también cuatro veces campeón Sebastian Vettel en el Mundial de pilotos, todavía no se ha subido a lo más alto del podio en lo que llevamos de campeonato, mientras el de Ferrari lo hizo en Australia y Bahréin, y Ricciardo en China.

Incluyendo las tres últimas carreras del año pasado, son seis grandes premios de sequía para el piloto inglés, y apenas una victoria en esas seis carreras para la escudería Mercedes, la del finlandés Valtteri Bottas en Abu Dhabi, la carrera que finalizó el curso pasado.

"El año pasado tuvimos una lucha dura con Ferrari. Sin embargo, no fue nada comparado con la intensidad de la batalla de este año", reconoció esta semana el responsable del equipo Mercedes, el austríaco Toto Wolff.

El propio Hamilton reclamó tras el cuarto puesto en el Gran Premio de China que tenía que "comenzar la escalada" y dejar de perder "puntos valiosos", tras una carrera en la que tuvo la suerte de que Vettel terminó octavo.

Fernando Alonso, que en las tres primeras carreras con el McLaren con motor Renault ha sumado más puntos (22) que en toda la campaña pasada (17), ha avisado durante la semana que no espera que haya ningún cambio radical del rendimiento del coche en Bakú, aunque lleven piezas nuevas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios