'Balaverde' sí aprueba en septiembre

Alejandro Valverde ha aprobado la temporada con el segundo puesto en la Vuelta, el triunfo en dos etapas golosas como las de Arrate y la Collada de la Gallina y los maillots de la general por puntos y de la combinada. Resultados que vienen a compensar un mediocre paso por el Tour de Francia, donde fue a luchar por el podio y acabó en una anónima vigésima plaza. Su triunfo en Peyragudes alivió una participación de miras mucho más altas.

En Cibeles 'Balaverde' ya tenía otra cara, se lo vio liberado, como Contador, que acababa de ganar su segunda Vuelta. Ambos marcados por un reciente castigo que les obligó a aparcar la bici.

"Estoy súper contento porque la Vuelta ha salido redonda. He sido segundo, las etapas ganadas y he añadido la general de la combinada y por puntos", señaló Valverde. Ambición de campeón, pues le disputó los citados maillots a Purito en una etapa de transición como la de Madrid, donde el pacto de caballeros indica que ya no se disputa todo lo que no sea la victoria de etapa. "Se lo dije a Purito desde el principio, que no le iba a esprintar en los pasos intermedios pero sí al final. Estar en el podio con él y Contador ha sido muy especial", decía.

Valverde volvió a ponerse un dorsal el 17 de enero en el Tour Down Under, en Australia, donde ganó la etapa reina y fue segundo en la general, empatado con el vencedor, el aussie Simon Gerrans.

El hambre del murciano era evidente, se fue a la Vuelta a Andalucía y ganó la general y una etapa, después a la París Niza y se llevó una etapa y el tercer puesto. Turno entonces para el descanso y preparar el Tour de Francia, objetivo número uno del año.

Después de cuatro años de ausencia en la grande boucle, Valverde empezó en Lieja con la ilusión del podio, pero enseguida se vio que no sería posible. Y Valverde apareció donde tenía que aparecer. Fue líder, ganó en Arrate y en la Collada de la Gallina. Y faltaba todavía un puesto en el podio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios