Fútbol l Internacional

Balón de Oro para La Masía

  • El máximo galardón del fútbol mundial premia al Barcelona y a la selección con la nominación de Iniesta, Xavi y Messi como finalistas · Sólo el Milan de Sacchi había copado este podio en dos ocasiones

El Barcelona y la selección española recibieron ayer un nuevo reconocimiento por sus éxitos y estilo con la elección de Andrés Iniesta, Xavi y Lionel Messi como finalistas del Balón de Oro.

Gane quien gane el 10 de enero en Zúrich, ya es el triunfo del Barcelona y de España, de un estilo singular y de un tipo de jugador completamente original.

Es la tercera vez que el podio del premio, creado en 1956, recae en tres jugadores del mismo club, algo que sucedió con el legendario Milan de Arrigo Sacchi en 1988 -Van Basten, Gullit y Kijkaard- y 1989 -Van Basten, Baresi y Rijkaard. Como aquel equipo entonces, el Barcelona de Josep Guardiola -nominado también a mejor entrenador- está en vías de marcar una época.

Guardiola llegó al Barcelona en 2008 y desde entonces lo ha ganado casi todo, dando protagonismo a los jugadores de más talento. Si el año pasado Cristiano Ronaldo se coló entre los finalistas al Balón de Oro, esta vez Iniesta ha sustituido al futbolista del Real Madrid.

Minutos después de conocerse la noticia, Iniesta aseguró en su Twitter: "Es un orgullo estar entre los finalistas, pero lo es aún más hacerlo al lado de Xavi y Leo". Y resumió: "Es un premio para la cantera".

Efectivamente, la nominación premia al trabajo que está efectuando el Barcelona con los jóvenes en las últimas décadas. Los tres futbolistas elegidos se hicieron futbolistas en La Masía, el centro de operaciones de los equipos juveniles del club, después de que sus ojeadores captaran el talento entre el polvo de los campos de tierra.

Lo mismo sucede con otros como Piqué, Puyol, Víctor Valdés, Sergio Busquets y demás. La última joya en instalarse en la élite es Pedro, quien ya tuvo minutos muy importantes en el último Mundial.

Todos los equipos del Barcelona, desde infantiles a profesionales, juegan de la misma forma y forman al mismo tipo de jugador, una filosofía implantada desde los tiempos de Johan Cruyff.

Otra curiosidad que comparten los tres jugadores nominados es el estilo. Ninguno mide más de 170 centímetros, pero entre todos definen a un tipo de jugador que vive del manejo de la pelota y de su inteligencia para tomar las decisiones correctas en décimas de segundos.

Y todo ese estilo singular, ese componente estético, también se tradujo en títulos en el Barcelona y España. Según demostraron, jugar bien no es el único camino para ganar, pero sí es el más directo.

Iniesta y Xavi conquistaron el último Mundial y la Liga, como Messi, que fue Balón de Oro en 2009 y que parece que se deberá conformar con aplaudir a sus compañeros, incapaz de superar el éxito que supuso el título en Sudáfrica 2010 para España. Los tres dejaron por el camino a otro favorito, el holandés Wesley Sneijder, quien quedó fuera de la pelea a pesar de conquistar la Liga italiana, la Copa y la Liga de Campeones con el Inter de Milán, además de llevar a Holanda a la final del Mundial.

Ahora sólo falta por ver quién se lleva el Balón de Oro e Iniesta parece ser el máximo favorito. El diario italiano La Gazzetta dello Sport ya lo dio como ganador el domingo en su web. Es posible que su emotivo gol del Mundial, conseguido en el último minuto de la prórroga, incline la balanza a su favor.

España sueña más que nunca con que un jugador de su país gane un Balón de Oro 40 años después de que Luis Suárez lo conquistara. Lo hizo vistiendo de azulgrana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios