Barça, Sevilla y Celta toman la delantera

  • Almuñécar vibra con el mejor fútbol juvenil del país · Jonathan, hermano de Giovani Dos Santos, primer protagonista del torneo

Comentarios 1

El Sevilla, el Celta de Vigo y el Barcelona fueron los grandes vencedores en la primera jornada de la XV Copa de Campeones División de Honor Juvenil que se celebra en Almuñécar. Con sus respectivos triunfos ante el Atlético de Madrid, el Villarreal y el Tenerife dan un paso de gigante hacia la final, aunque aún necesitarán otro triunfo.

Los encargados de inaugurar el evento disputado en el Estadio Francisco Bonet fueron gallegos y castellonenses, en un encuentro matutino en el que estos últimos comenzaron ganando con un tanto de Joselu a poco de iniciado. Pero en los ocho minutos previos al descanso llegó la remontada del Celta, gracias a los goles de Chumillas y Chus Evia, éste último de penalti. Ya en el segundo periodo, a seis del final, Mauricio puso el 3-1 definitivo para los vigueses.

Por la tarde se vieron las caras el Sevilla y el Atlético de Madrid -con el granadino Jony Rosales en sus filas-, en un encuentro muy cerrado que llegó al 90' con empate a cero. A falta de cuatro minutos para el final de la prórroga, el sevillista Boris le dio la gran alegría a su equipo marcando el único gol. Ahora los andaluces deberán enfrentarse al Celta para definir qué equipo será el finalista de este grupo, que se disputa mediante eliminatoria directa.

El segundo finalista saldrá de un grupo integrado por tres equipos, que se enfrentan entre sí en formato liguilla. El FC Barcelona dio un importante paso, al vencer por 2-1 al Tenerife en un ajustado encuentro, donde todos los goles llegaron en la etapa inicial. Fue el partido que mayor expectación generó, con cerca de un millar de espectadores.

En el 20', cuando todavía no se habían producido ocasiones, Jonathan marcó el 1-0 con un remate desde fuera del área. Pero en el 35' llegó la igualdad a través de Jesús. El Barcelona, amo y señor del balón, logró el 2-1 definitivo en una jugada peculiar, cuando nadie impactó un centro a balón parado que viajó hacia las mallas engañando al portero. Nuevamente el autor fue el mexicano Jonathan, hermano pequeño del ex culé Giovani Dos Santos. En la segunda mitad el marcador no se movió, pese a un par de intentonas de los tinerfeños y a las medidas drásticas de su entrenador, que sobre el cuarto de hora realizó cuatro cambios de una sola vez. El Tenerife mantiene opciones de ser finalista, aunque deberá vencer mañana al Athletic y esperar a que el Barcelona pinche ante los vascos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios