El Barça gana a medio gas

  • El líder, con el freno de mano echado, vence al colista, al que le pesó el 1-0 encajado al inicio del partido de forma ilegal

  • El Málaga, hundido con un punto en la tabla, tuvo sus opciones

Leo Messi se escapa de Luis Hernández, durante el partido de la novena jornada disputado en el Camp Nou. Leo Messi se escapa de Luis Hernández, durante el partido de la novena jornada disputado en el Camp Nou.

Leo Messi se escapa de Luis Hernández, durante el partido de la novena jornada disputado en el Camp Nou. / alejandro garcía / efe

El Barcelona jugó un partido a medio gas y aún así le fue suficiente para deshacerse del Málaga (2-0), que recibió el primer gol de forma ilegal y cuya derrota lo hunde un poco más en la última posición de la clasificación.

El 1-0 traerá cola. Los azulgrana se aliaron con la suerte en el minuto 2 tras una larga posesión en la que Digne llegó a centrar en dos ocasiones por la banda izquierda, aunque en la segunda el balón ya había salido claramente del campo, y acabó en Deulofeu, que de espuela lo envió al fondo de las mallas (1-0) cuando la mayoría de rivales se habían quedado estáticos y reclamando que la pelota había sobrepasado la línea.

El dominio era azulgrana, pero improductivo. No había nada que inquietase al debutante Andrés Prieto. El Barça se sintió incómodo moviendo el balón en el campo malaguista, tanto por la buena disposición del equipo de Míchel como por la falta de ofrecimientos que se generaban en ataque.

En una posesión larguísima del Barcelona, Deulofeu perdió el balón y el Málaga montó un peligroso contragolpe que terminó con un disparo de Peñaranda que acabó en córner. También lo intentaron los de Valverde a la contra hasta que empezó a temer por la ventaja tras varios acercamientos del rival, pero nada hizo para mejorar su juego y volvió a aplicarse en el contragolpe.

Los avisos del Málaga tuvieron continuidad en el segundo acto, viendo que el Barcelona era inconsistente en el centro del campo y fácil de superar. Así, a los de Míchel les costó menos acercarse al área de Ter Stegen, apareciendo de alguna forma el fantasma de anteriores cursos, en los que el Málaga fue capaz de arrancar un empate y una victoria en las tres últimas visitas al Camp Nou.

Ante tantas facilidades, Rosales lo probó desde lejos y el meta local atajó el balón sin problemas en el minuto 51. El Camp Nou murmuraba ante la falta de pegada de su equipo, que no acababa de construir nada satisfactorio y se echó a la búsqueda de Messi. El argentino dio un paso adelante para estar más cerca de los centrales malaguistas. En una pelota que le llegó a los pies habilitó la entrada de Iniesta por la izquierda y éste, con un potente zurdazo, marcó el segundo de los azulgrana (2-0) llevando la tranquilidad a las gradas.

Al Málaga se le cayó el mundo encima y lo aprovechó un Barça que vio a su rival grogui. Con todo, los visitantes tuvieron su opción a los 67 minutos, cuando Keko recibió el balón en el centro del área y su potente disparo se estrelló en la cara de Digne.

El mal momento por el que está atravesando cara a gol Luis Suárez quedó escenificado en un contragolpe que comenzó Messi, prolongó Sergi Roberto y que el uruguayo terminó con un remate fuera cuando parecía un gol cantado. El Barcelona, con el 2-0, tuvo el partido a su merced en el último desperdiciando claras ocasiones de aumentar la ventaja, pero le faltó puntería al final.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios