El Barça tira, los cuatro aguantan

  • El proyecto de Guardiola enlaza su octavo triunfo seguido en la Liga y luce una capacidad goleadora como no se veía desde hace 50 años · Por tercera vez en 10 jornadas, han ganado los cinco de arriba

Si el año pasado era el Sevilla el equipo favorito de La Sexta para los partidos de los sábados, esta temporada es el Barcelona. De momento, los azulgrana se cargan de razones con una lluvia de goles como no se recuerda en el último medio siglo de Liga. Marcar 34 goles en los primeros 10 partidos de Liga es casi una ordinariez en el fútbol moderno. Lo malo para Mediapro es que los partidos duran 45 minutos, los que tarda el líder en hacer 4 ó 5 goles. Tras el descanso, el fútbol del Camp Nou ante Atlético, Almería o Valladolid fue tan vacío que invitó al espectador a buscar el mando a distancia. Es el riesgo de la insultante superioridad barcelonista, al menos en su feudo.

El proyecto de Guardiola encadena ocho victorias consecutivas en la Liga. Ha rescatado a Eto'o, que incluso ofrece su mejor versión, también ha logrado enrolar a Henry, que se ve en un equipo que apunta a ganador. El francés vuelve a disfrutar mucho jugando, como lo hacía en otro colectivo que tocaba y tocaba, el gran Arsenal de Wenger. Daniel, poco a poco, es el lateral-organizador-asistente que era en el Sevilla e incluso Gudjonhsen también hace su trabajo... y como los Messi, Xavi o Puyol siempre están ahí, el resultado es un equipo que asusta.

Los rivales asisten resignados al festín, como corderitos con la suerte echada. Encajan el primer gol y agachan la cabeza, esperando por dónde llegarán los siguientes. Apenas hay broncas entre los porteros y los defensas.

Ni el Real Madrid de la temporada 1989-90, que aún ostenta el récord de goles en una temporada (107), ni el Barcelona de la campaña 1996-97, que cerró el curso con 102 goles, habían alcanzado 34 goles en diez jornadas. El Madrid, dirigido por Toshack, había marcado 25 goles. El Barça de Robson, 33.

Para encontrar un equipo más prolífico en las diez primeras jornadas de Liga hay que remontarse a la temporada 1959-60, cuando el Real Madrid de Di Stéfano, Puskas y Gento había marcado 34 goles en diez jornadas, gracias a dos goleadas muy amplias (7-1 al Betis y 7-0 a Osasuna).

Curiosamente, el Barcelona encabezaba aquella clasificación porque presentaba un mejor balance goleador (+27) que el de su rival (+23) y acabaría ganando el campeonato precisamente por la diferencia goleadora, ya que igualó a puntos con el Madrid.

Una temporada antes, en la 1958-59, el Real Madrid había transformado 35 goles en las diez primeras jornadas, aunque también el Barcelona acabó proclamándose campeón de aquel torneo.

Con 3,4 goles por partido en Liga, el Barcelona de Guardiola mejora sus cifras actuando como local. En sus tres últimos partidos de Liga en casa acumula 17 goles (seis al Atlético, cinco al Almería y seis al Valladolid).

Suerte para la Liga que los perseguidores del Barça no le pierden la estela. En la jornada décima, como en la cuarta y en la quinta, hubo pleno de victorias de los cinco primeros de la Liga: Barcelona, Villarreal, Valencia, Real Madrid y Sevilla. Los cinco han jugado un total de 50 partidos en este campeonato, y en sólo 5 de ellos se ha registrado la derrota de alguno. Por ello el ritmo de puntos de todos ellos es muy alto: 25, 24, 23, 23 y 20, respectivamente. Tras ellos, el escalón: el Deportivo suma 15 puntos y el Atlético, el único descolgado de los favoritos, 14.

El consuelo del equipo del cuestionado Aguirre es que, curiosamente, todavía no se ha registrado un solo enfrentamiento directo entre los cinco primeros, y cuando lleguen, lógicamente, bajará la cosecha de puntos en la cabeza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios