El Baza analiza los problemas que le impiden ganar en casa

  • Urbano Ortega considera que hubo precipitación en la segunda parte durante el partido con el Águilas

Este sábado pasará de nuevo por el Constantino Navarro uno de los últimos trenes de la esperanza. Tiene que rendir visita el Marbella, penúltimo clasificado, un equipo que en temporadas anteriores contaba como objetivo el salto de categoría, pero que este año es uno de los serios aspirantes a regresar a Tercera División. De ahí la importancia tan grande de conseguir una victoria en casa, que sería la segunda de toda la temporada, por lo que ya toca.

Tiempo ha tenido la plantilla, junto al cuerpo técnico, de analizar los problemas que están teniendo en casa para sacar los partidos, ya que a pesar de jugar bien y merecer algo más en algunas ocasiones, el resultado final es casi siempre el mismo. Es decir, dejar que los puntos vuelen y ser acreedores de un título poco apetecible, como es ser el que menos puntos obtiene como titular. Una de las causas de la derrota de la pasada jornada, la achaca Urbano a la precipitación en la segunda mitad, algo que no entiende porque se estaba realizando un buen partido y por ello no se debería de haber variado la forma de jugar, sobre todo porque quedaba por delante toda la segunda mitad. En esta mentalización se ha trabajado durante la semana, al igual que se ha insistido de manera especial en la finalización de jugadas y en el ensayo de jugadas de estrategia y de reanudación del juego.

En cuanto a los jugadores con molestias, destacar que Muiño entrenó con normalildad, por lo que de seguir su evolución favorable estará disponible para mañana, y que tanto Nandi, Ismael y Marc Pérez, van a ser bajas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios