Bola y partido para el pistolero de Pinto

  • Contador ya tiene en su bolsillo su primer triunfo tras la sanción impuesta el pasado mes de febrero

Alberto Contador vuelve a disparar. No pudo ganar en La Bola del Mundo, pero el ciclista madrileño recuperó la sonrisa con su virtual triunfo en esta Vuelta después de cruzar un camino de espinas, contrariedades y emboscadas en los últimos años. El último revés, su peor pesadilla, fue cuando TAS lo suspendió dos años el pasado mes de febrero. La causa era el positivo por clembuterol durante el Tour de 2010. Contador quedaba suspendido con efecto retroactivo al 25 de enero de 2011, a lo que había que restar el periodo de suspensión provisional que ya había cumplido. Perdió un Tour y un Giro.

Alberto Contador Velasco nació en el Hospital 12 de Octubre de Madrid. Era el Día de la Constitución del año 1982, el del Mundial de fútbol en España. Y precisamente, un balón de fútbol llamó la atención del adolescente Contador, madridista desde siempre. Dejó los estudios y los libros pasaron a adornar las estanterías de su casa de Pinto. Se trataba de un órdago al ciclismo, de una apuesta a doble o nada. Empezó a tomarse más en serio su pasión por la bici y pasó largas temporadas en el País Vasco, donde se curtió como ciclista.

Aquel diamante en bruto fue fichado por Manolo Saiz para la ONCE. Allí empezó a destacar hasta que en 2004, durante la Vuelta a Asturias, el destino le ofreció la muerte y un médico le salvó. Una hemorragia cerebral le produjo convulsiones y le estampó contra el asfalto.

La Operación Puerto lo marcó. Su nombre apareció junto al de otros implicados como Ullrich, Basso y Mancebo, ninguno de los cuales pudo participar en el Tour ese año. Contador difundió entonces una carta a los aficionados: "Hace dos años me apoyasteis en una experiencia durísima, cuando peligraba mi vida personal y profesional. Por todo ello me siento en la obligación de compartir mi tristeza". Gritó de rabia al cruzar el pasado miércoles la meta de Fuente Dé. Cantó ese triunfo como si fuera un gol. Ayer sufrió en el ascenso a la Bola del Mundo pero, al final, Bola y partido para el pistolero de Pinto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios