Los Bryan no ceden

  • El dúo derrota a Marc López y un tocado Granollers y hoy queda en manos de Ferrer o Almagro lograr el pase a la final

Los hermanos Mike y Bob Bryan se impusieron a Marcel Granollers y Marc López, para reducir diferencias en la semifinal de la Copa Davis entre España y Estados Unidos que se disputa en Gijón, todavía dominada por los españoles por 2-1.

Tras la primera jornada en la que España se impuso en sus dos partidos individuales, los Bryan ganaron por 6-3, 3-6, 7-5 y 7-5 en tres horas y 38 minutos, y sumaron el primer punto para el conjunto de Jim Courier, en un partido marcado por la lesión de Granollers y la gran actuación de Marc López, que disputa su tercera eliminatoria.

El partido se encontraba igualado, a pesar de que los españoles habían cedido el primer set, encontrando los pasillos de los americanos con una precisión inaudita, cuando se torció de repente para la pareja española.

Granollers, ex cinco del mundo en dobles, ganador de ocho títulos en esta modalidad, sufrió un pinchazo en el gemelo izquierdo durante el larguísimo tercer juego del segundo parcial. Allí los españoles habían salvado nueve puntos de rotura, después casi 15 minutos de lucha a los campeones olímpicos, del Abierto de Estados Unidos y mejor pareja del mundo.

Julián Casanova, 'fisio' del conjunto español, aplicó un espray y un fuerte vendaje hasta la rodilla a Granollers, pero la cara del barcelonés y del capitán Alex Corretja, reflejaban la preocupación, porque Marcel estaba seriamente tocado.

"Hemos hecho lo que teníamos que hacer", explicó Casanova sobre la lesión, "y ahora, según como se vaya desarrollando el partido, la decisión le corresponde a Marcel", añadió.

Alex Corretja, incluso le dio la posibilidad a Marcel de retirarse si se sentía mal, pero el barcelonés, todo pundonor, prefirió seguir adelante.

La poca movilidad de Granollers obligó a replantear el juego a la pareja española, con Marc López, ocho del mundo, multiplicándose por toda la pista, cubriendo como podía los huecos, cruzándose con una extrema habilidad en la red, destrozando el esquema de los Bryan, y acaparando la responsabilidad de ganar los puntos decisivos. Su partido fue espectacular y llevó de cabeza él solo a los gemelos americanos.

Los españoles llegaron a tener una ventaja de 3-1 en el cuarto set, pero al final los californianos ganaron con dos roturas, una ante Granollers y otra ante López.

Marcel destacó que nunca se quiso rendir. "En Copa Davis no me salía de dentro decir que me iba. Marc ha tenido mucha paciencia y gracias a él hemos hecho este partido. Este año estamos jugando muy bien, somos muy amigos y estas experiencias llenan mucho. Hemos dado un buen nivel y lo hemos intentado hasta el final", señaló.

Hoy domingo, a partir de las 12:00, el conjunto español tendrá de nuevo oportunidad para sumar el tercer punto definitivo. La jornada comenzará con el duelo entre los dos números uno de ambas formaciones: David Ferrer frente a John Isner, y, a continuación, Nicolás Almagro contra Sam Querrey.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios