TENIS | abierto de australia

Nadal y Carreño, en octavos

  • El manacorí vence holgadamente a Dzumhur por 6-1, 6-3 y 6-1.

  • El asturiano se impone por 7-6 (7-4), 4-6, 7-5 y 7-5 a Müller en un encuentro a 40 grados.

Rafa Nadal. Rafa Nadal.

Rafa Nadal. / EFE

El español Rafael Nadal continuó este viernes su marcha sin sobresaltos en el Abierto de tenis de Australia y se instaló en la segunda semana del torneo sin ceder ningún set.

El número uno del mundo se impuso al bosnio Damir Dzumhur por 6-1, 6-3 y 6-1 en un encuentro en el que lució tan sólido como en sus dos primeras presentaciones en Melbourne, en las que derrotó con autoridad al dominicano Víctor Estrella Burgos y el argentino Leonardo Mayer.

El próximo rival de Nadal será otro argentino, Diego Schwartzman, que batió al ucraniano Alexandr Dolgopolov por 6-7 (1-7), 6-2, 6-3 y 6-3.

Schwartzman es un buen amigo de Nadal en el circuito. Entrenaron juntos antes del torneo y el "Peque" incluso visitó en mayo del año pasado a Nadal en Mallorca para poder compartir cuatro días de prácticas.

Este viernes, ante Dzumhur, Nadal apenas tuvo que derrochar energías y esas son fantásticas noticias para el español en un certamen marcado por el calor agobiante. El número uno del mundo jugó su encuentro en el final de la tarde, cuando ya la temperatura marcaba varios grados centígrados menos que el pico de 40 del mediodía.

"Estoy muy feliz de poder seguir el domingo en el torneo. Siempre es muy especial poder jugar en esta pista", dijo el español tras su triunfo en una hora y 50 minutos de juego en el estadio Margaret Court.

"He estado muy enfocado y jugado muy agresivo", señaló Nadal, que destacó también las varias subidas que tuvo a la red. El español concluyó el encuentro con 28 tiros ganadores por apenas 18 errores no forzados y quebró el servicio rival en siete de las 16 oportunidades que generó.

Finalista el año pasado en Melbourne, Nadal llegaba al torneo envuelto en la incertidumbre por el estado de su rodilla derecha. Una sobrecarga en el tendón, que ya le había hecho tener que abandonar en noviembre pasado el Masters de Londres, le impidió disputar partidos oficiales antes del primer Grand Slam del año. Sin embargo, sus primeras tres actuaciones parecen haber disipado por completo las dudas.

Victoria sobre Müller y el calor

El español Pablo Carreño superó este viernes los 40 aces del luxemburgués Gilles Müller y el brutal calor que se registra en Melbourne para avanzar a los octavos de final del Abierto de tenis de Australia.

Carreño celebra su victoria frente a Müller en el Abierto de Australia. Carreño celebra su victoria frente a Müller en el Abierto de Australia.

Carreño celebra su victoria frente a Müller en el Abierto de Australia.

El décimo favorito, que nunca había pasado de la tercera ronda del torneo, se impuso por 7-6 (7-4), 4-6, 7-5 y 7-5 en un encuentro que se jugó con una temperatura que rozó los 40 grados centígrados.

Fueron tres horas y 18 minutos de un esfuerzo casi sobrehumano. En cada cambio de lado, tanto el español como su rival se apresuraban a colocarse una toalla con hielo alrededor del cuello. Y en las gradas de la Margaret Court, el público se ventilaba con abanicos, mini-ventiladores portátiles o cualquier objeto que tuviera a su alcance.

En la pista, Carreño mostró resistencia y paciencia ante el temible servicio de su rival para sellar su mejor actuación histórica en Melbourne. En octavos de final espera por el croata Marin Cilic o el estadounidense Ryan Harrison, que se miden más tarde.

"Tuve un comienzo de año difícil, pero ahora me estoy sintiendo mejor", dijo tras el encuentro Carreño, que después de quedar eliminado en la primera ronda de Doha ganó la exhibición de Kooyong y ahora avanza firme en Melbourne.

De a poco, el undécimo del ranking mundial está recuperando el nivel que lo llevó el año pasado a alcanzar las semifinales del US Open y los cuartos de Roland Garros y a jugar por primera vez el Masters.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios