olimpismo juegos de invierno de pyeongchang

Castellet, diploma olímpico

  • La española acaba séptima y piensa ya en los próximos Juegos

La deportista española Queralt Castellet, durante la final de 'halfpipe' en el recinto de Bokwang Phoenix. La deportista española Queralt Castellet, durante la final de 'halfpipe' en el recinto de Bokwang Phoenix.

La deportista española Queralt Castellet, durante la final de 'halfpipe' en el recinto de Bokwang Phoenix. / FAZRY ISMAIL / efe

Queralt Castellet no pudo romper con la racha de 26 años sin una medalla olímpica invernal para España al terminar séptima en la final de halfpipe de los Juegos de Pyeongchang, donde la estadounidense Chloe Kim dio una exhibición para el recuerdo.

La snowboarder catalana era la primera esperanza española para subir a un podio por primera vez desde el bronce de Blanca Fernández Ochoa en Albertville (1992). El oro fue para la estadounidense Chloe Kim, quien con apenas 17 años rozó la perfección y logró su primer dorado con un 98,25 sobre 100. La plata fue para la china Jiayu Liu y el bronce para la estadounidense Arielle Gold. Castellet logró el diploma.

Estoy cabreada por no haber completado sin caídas la ronda que tenía preparada"

Con temperaturas de hasta diez grados bajo cero, Castellet, de 28 años, empezó con una modesta primera ronda que los jueces valoraron con 59,75 puntos y que les sirvió para ubicarse en sexta posición.

Por su parte, Castellet, que había sido quinta en la clasificación un día antes, mejoró su prestación en la segunda manga con un 67,75 -la que a la postre sería su mejor valoración-, pero eso no le permitió subir posiciones.

Subcampeona mundial en 2015, la española, que en la clasificación había dicho guardar algunos giros para la final, tenía que incrementar mucho su nivel en la tercera ronda. Sin embargo, en la última manga se cayó en la parte baja del halfpipe para cerrar su participación con la peor puntuación del día (43,75).

"Estoy cabreada por no haber completado sin caídas la ronda que tenía preparada", dijo la española. Castellet realizó su bajada más potente en la última manga, pero aunque logró realizar correctamente su acrobacia principal, se cayó realizando otro vuelo. Pese a la decepción, la española aseguró que a sus 28 años está dispuesta a afrontar un nuevo ciclo y competir en los próximos, en Pekín, sus quintos Juegos.

"Sí, sin duda, para mí estos Juegos han sido como los primeros, ha sido todo nuevo. Lo único que me da rabia es que Pekín está a cuatro años", contó Castellet, que tras la muerte en 2015 de su entrenador y novio, Ben Jolly, ha reenfocado su carrera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios