Cavendish se estrena en la Vuelta

  • El británico logra su primera victoria de etapa en la ronda española · Antón mantiene sin problemas el liderato

El británico Mark Cavendish, el mejor esprínter del mundo, inauguró su palmarés en la Vuelta a España al imponerse por velocidad en la duodécima etapa, disputada entre Andorra y Lérida, de 172,5 kilómetros, una jornada de transición que mantuvo a Igor Antón al frente de la general.

El ciclista de la Isla de Man, de 25 años, tiene en su historial 15 etapas en el Tour y 5 en el Giro. Ha sido el maestro en el sprint en las grandes en las que ha participado, pero le faltaba levantar los brazos en la Vuelta, en su primera participación.

Después de varias etapas inédito, viendo cómo le ganaban el pulso todos sus rivales, llegó su momento y no perdonó. Lérida vivió el estreno de Mark Cavendish en la única grande que le faltaba en su colección.

El chico 'malo' del pelotón que siendo juvenil dejó su trabajo en un banco para ser ciclista, ganó con absoluta superioridad, con la ayuda inestimable de su compañero Matthew Goos, que le puso la victoria en bandeja de plata.

Goss le marcó la trazada en la última curva, decisiva para la colocación, y le lanzó hasta la raya de meta, con tal fuerza que dejó el pelotón cortado en plena disputa del sprint. Ambos cruzaron la meta brazos en alto, con el estadounidense Tyler Farrar intercalado en la segunda plaza.

"Goss es un purasangre. Tiene un cambio de ritmo elevado y ha hecho un trabajo excelente. Ha hecho un trabajo increíble y lo he tenido muy fácil. La victoria es especial porque soy un apasionado del ciclismo, es una emoción grande", dijo Cavendish, quien ya piensa en la disputa del Mundial de Australia.

La de ayer fue una jornada de transición que cumplió el guión previsto de llegada masiva, con los favoritos a buen recaudo después de la batalla de Andorra. En espera de reiniciar la gresca en las montañas de Asturias y Cantabria, el líder, Igor Antón, conservó el maillot rojo sin sobresaltos.

Antón se aproxima a la montaña tranquilo, con la confianza de haber sido hasta el momento el más fuerte y con sus rivales al acecho. El italiano Vincenzo Nibali le pisa los talones a 45 segundos y Xavier Tondo, empeñado en que el líder del Cervélo sigue siendo Carlos Sastre, es tercero a 1.04. Sin novedad en la lista de los principales. A pesar de las escaramuzas, la etapa no tuvo más historia que la victoria de Cavendish. Se quitó la losa de encima en Lérida, en un sprint que podrá recordar como uno de los más fáciles desde su debut profesional en 2006. Fue su décima victoria de la temporada. Con ayuda estelar de Goss. Que conste.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios