Cerca del cielo

  • Hamilton ganó su sexta carrera de la temporada en Austin pero Vettel, segundo, evitó el alirón del inglés

El piloto de Mercedes Lewis Hamilton celebra con los aficionados la victoria en el Gran Premio de Estados Unidos. El piloto de Mercedes Lewis Hamilton celebra con los aficionados la victoria en el Gran Premio de Estados Unidos.

El piloto de Mercedes Lewis Hamilton celebra con los aficionados la victoria en el Gran Premio de Estados Unidos. / SRDJAN SUKI / efe

El británico Lewis Hamilton (Mercedes) reforzó su liderato en el Mundial al ganar el Gran Premio de Estados Unidos, en el circuito de las Américas de Austin, en el que el alemán Sebastian Vettel (Ferrari) finalizó segundo y evitó así la celebración anticipada del inglés, que festejó, no obstante, el Mundial de constructores ganado por Mercedes.

Con la victoria, el piloto británico le sacó siete puntos más a su máximo rival en el campeonato. Quedan 75 puntos en juego en los tres grandes premios que aún restan y Hamilton aventaja en 66 al alemán. Con salir quinto en la próxima carrera en México, dentro de siete días, el piloto inglés se colgaría una nueva corona.

Eufórico por la victoria y por tener el título al alcance de la mano, ya muy cerca del cielo, Hamilton celebró su triunfo en el podio junto al astro del atletismo Usain Bolt, que hizo las entrevistas protocolares y le regaló sus botas de carrera al tres veces campeón del mundo. Además, Hamilton y Bolt hicieron a dúo el típico festejo que el jamaicano popularizó con sus triunfos en los Juegos Olímpicos y Mundiales de atletismo.

En el tercer escalón del podio quedó el finlandés Kimi Raikkonen, quien se benefició por una penalización que sufrió el holandés Max Verstappen. El joven de Red Bull partió en el puesto decimosexto y en la última vuelta superó al piloto de Ferrari, pero los comisarios lo sancionaron con cinco segundos por la maniobra realizada.

Como lo hizo a lo largo de todo el fin de semana, Hamilton dominó la carrera en casi todo su desarrollo, salvo en los primeras seis vueltas, cuando Vettel rodó en punta después de una gran largada que hizo las delicias de los aficionados presentes.

Consciente de que necesitaba terminar por delante de Hamilton, Vettel se la jugó y saltó al primer lugar con una gran actuación. Sin embargo, el mejor ritmo del británico lo llevó de nuevo al liderato en la sexta vuelta.

Después de la primera detención y de los abandonos del australiano Daniel Ricciardo y el español Fernando Alonso, nada cambiaba entre los líderes, por lo que Vettel apostó por una nueva estrategia: volver a los boxes a cambiar los neumáticos.

Sin embargo, el tiempo perdido en los garajes lo llevó hasta la cuarta posición, asediado entonces por Verstappen, y con Raikkonen y Bottas por delante del alemán, el único rival que acaso podría disputarle a Hamilton el Mundial.

Vettel protagonizó una gran remontada, superando en primera instancia al finlandés y, luego, cuando su compañero de equipo le cedió el segundo puesto. Entretanto Hamilton seguía cómodo en la cima de la carrera.

Verstappen hizo lo propio, pero los comisarios entendieron que su pasada sobre Raikkonen no fue reglamentario y lo penalizaron con cinco segundos, lo suficiente para salir del podio.

La carrera de Austin contó también con el debut en Renault del español Carlos Sainz, quien destacó al acabar en la séptima posición, mientras que su compatriota Fernando Alonso volvió a abandonar a mitad de carrera por un nuevo fallo del motor Honda de su monoplaza.

En quinto puesto acabó la prueba el finés Valtteri Bottas, compañero de Hamilton en Mercedes, quien finalizó por delante del francés Esteban Ocon (Force India) y del citado Sainz, séptimo y siempre por delante de su nuevo compañero alemán, Nico Hülkenberg.

Hamilton lidera en este momento el Mundial con 331 puntos, 66 más que Vettel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios