¿Cero opciones?

  • Las tablas sin goles del derbi provocan una ventaja "amplia" (Simeone dixit) del Barça sobre Real Madrid y Atlético, que no suena a definitiva por el Valencia... y por alguna cuestión más

¿Cero opciones? ¿Cero opciones?

¿Cero opciones?

Todo el Atlético de Madrid lleva sólo cuatro goles más (16) que Messi (12). Paulinho, ese fichaje que más de un azulgrana vio impropio de su Barça en verano, cumple con nota y él solo lleva más tantos (4) que la tan traída y llevada BBC: Benzema lleva 1, el lesionado Bale 2 y Cristiano Ronaldo 1. Ver para creer. Insólito. Hace justo tres años, el fantástico delantero portugués se convirtió en el primer jugador en la historia de la Liga que hacía ¡20 goles! en las primeras 12 jornadas de un campeonato. La sequía que nos martiriza también lo hace con su apolínea figura.

El pasado sábado, empataron Atlético y Real Madrid -hacía nueve años que los colchoneros no enlazaban cinco partidos oficiales sin ganar como locales- y el Barcelona ganó dos veces: lo hizo en Butarque ante el Leganés y lo hizo en ese Wanda Metropolitano tan fastuoso como esquivo para su recién empadronado.

La historia es categórica. Jamás un equipo limó 10 puntos de desventaja a estas alturas para entonar el alirón. Ese dato histórico juega contra los dos madrileños. Sólo el Barcelona hizo una gesta parecida en la temporada 1998-99, cuando acabó ganando el campeonato después de que el Mallorca disfrutara de nueve puntos sobre él en la jornada 13ª, una más que las consumidas en esta Liga. El hundimiento de los baleares fue mayúsculo: acabó a 11 puntos de los azulgrana.

Desde luego que este Barcelona no tiene trazas de sufrir esa caída libre. Tras el varapalo de la Supercopa de España ante el Madrid, y sobre todo el fortísimo revés de perder a Neymar, la mano sabia, tibia y discreta de Ernesto Valverde lo ha catapultado: 17 partidos oficiales sin caer, los 12 de Liga, cuatro de Liga de Campeones y el de Copa. Y con 33 goles a favor y sólo 4 en contra, registros que brillan por ahora más que su juego, más eficaz que lustroso.

Si la pujanza del Barça arma de razones a los colchoneros y madridistas descreídos, el rendimiento de sus propias escuadras redobla su pesimismo. Zidane y Simeone no logran desenredar sus esquemas, trabados y que rezuman muy poco gol.

En Valencia reside el único equipo que le mantiene el pulso al Barcelona: 30 puntos tiene el emergente bloque de Marcelino García Toral por los 34 del líder. Y allí, precisamente, viaja el Barça el próximo domingo.

"Son muchos diez puntos, sí, pero esto cambiará porque el Barcelona no va a puntuar siempre", señaló el sábado Zinedine Zidane. Tras Mestalla, las siguientes visitas de los azulgrana son a Villarreal y al Bernabéu, antes de cruzar al nuevo año. Esas tres salidas van a decir mucho sobre las posibilidades de los madrileños de seguir la estela del primero. Y por supuesto, de las posibilidades del Valencia: si gana en Mestalla el próximo fin de semana, a ver quién le niega el derecho a soñar.

Los perseguidores atléticos y madridistas que se agarran a la fe podrán esgrimir que el Barcelona no ha ganado pocos partidos con sufrimiento y sin ese juego arrebatador de otras temporadas.

Pero gana. Y gana. Y gana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios