fútbol internacional

El City de Pep alza la voz

  • El equipo de Guardiola asesta un duro golpe en el derbi de Manchester al ganar por 1-2 en Old Trafford al United de Mourinho y dejarlo a 11 puntos

Mourinho pisa el balón mientras Guardiola da instrucciones desde su área técnica. Mourinho pisa el balón mientras Guardiola da instrucciones desde su área técnica.

Mourinho pisa el balón mientras Guardiola da instrucciones desde su área técnica. / nigel roddis / efe

El Manchester City ganó en Old Trafford (1-2) para propinar un golpe de autoridad a la Premier, que domina con insultante autoridad tras dejar atrás a su rival en el derbi de la ciudad, su perseguidor más cercano, ahora a once puntos de distancia.

El vigésimo enfrentamiento entre José Mourinho y Pep Guardiola volvió a caer del lado del preparador español, que ya había ganado ocho de ellos por cuatro del entrenador portugués.

El Manchester City logró su decimocuarta victoria seguida en la competición inglesa. Ningún marco mejor para establecer un nuevo registro en el torneo. La superioridad de los citizens no admite debate alguno. En dieciséis partidos jugados ha ganado todo excepto un empate.

Enterró el City la buena marcha del United, que afrontó el derbi con cuatro triunfos seguidos y el aliciente de situarse sólo a cinco del liderato.

Mourinho y Guardiola fueron fieles a su estilo. El equipo del preparador español acaparó la pelota desde el principio ante un rival centrado en mantener el tipo y esperar alguna ocasión a la contra.

De Gea sostuvo, en un par de intervenciones, al conjunto local. Pero no pudo evitar que el City tomara ventaja en el 43, tras el lanzamiento de un córner que remató de mala manera Otamendi. En cualquier caso la pelota acabó en David Silva, que llevó la pelota a la red.

El conjunto de Guardiola se adelantó con naturalidad. Fruto de su posesión y superioridad. Pero el United desveló sus recursos en el añadido gracias a un error defensivo de Fabian Delph que aprovechó Rashford para empatar. Un premio impensable para los locales visto lo visto.

El ritmo bajó en la segunda parte, aunque las ocasiones siguieron del lado del City. En otra acción a balón parado marcó el segundo, que le dio el triunfo. En una falta lateral, un mal despeje de Lukaku dejó la pelota a los pies de Otamendi, que marcó el gol del triunfo. Mourinho recurrió a Mata e Ibrahimovic. A base de tesón abordó a su rival y tuvo el empate en una doble oportunidad en el tramo final de Lukaku y Mata que desbarató el meta Ederson.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios