Clamor contra el alcalde

  • La plaza del Carmen abuchea a Torres Hurtado al tomar la palabra desde el balcón del Ayuntamiento · Pina fue el más vitoreado por una afición enfervorizada para celebrar el ascenso a Primera División

Comentarios 16

"¡Fuera, fuera, fuera...." fue el griterío ensordecedor de la masa de aficionados del Granada CF cuando el alcalde, José Torres Hurtado, tomó la palabra desde el balcón de Ayuntamiento y se dirigió a los allí congregados para participar an la fiesta del ascenso. El edil apenas pudo hablar, no lo dejó el abucheo unánima de una plaza que se tornó en contra suya. Sólo le dio tiempo a decir que "me gustaría recordaros que este equipo hace cinco años no iba a ningún sitio y ahora está en Primera".

El abucheo general al alcalde fue una de las notas más llamativas de la recepción en el Ayuntamiento de la capital. A Torres Hurtado se le vio muy afectado por esa pitada y casi cortó su discurso al verse con toda la plaza en contra. Unas 8.000 personas no le dejaron articular más palabras.

La llegada a la plaza del Carmen, que estaba abarrotada, se retrasó en exceso por la gran cantidad de gente que acompañó el trayecto del autobús descapotable con los jugadores, cuerpo técnico y miembros del club. Casi dos horas para atravesar una distancia por las calles céntricas de 4 o 5 kilómetros.

El rey de la fiesta en el Ayuntamiento fue Quique Pina. El presidente rojiblanco fue aclamado por una afición enfervorizada, que le agradeció todo lo que está haciendo. Dos ascensos durante dos años consecutivos. "Quique Pina, alcalde de Granada", fue uno de los gritos que más se escuchó durante la noche en la plaza del Carmen. A cada momento era vitoreado mientras se encontraba en el balcón del Consistorio. "Granada de Primera, alcalde de Tercera", fue otro de los gritos que más se escucharon.

Pina fue de los que durante más tiempo habló en la salida al balcón municipal. El dirigente murciano señaló que "estamos en Primera y nos vamos a hacer respetar. Para ganar en Los Cármenes todos los equipos tendrán que sudar sangre y lágrimas". Más adelante también se refirió al asunto de la ampliación del estadio y llegó a decir que "vamos a tender la mano al Ayuntamiento para que cierre las cuatro esquinas y tengamos un campo mejor".

Empezaron a tomar la palabra los jugadores. Roberto e Íñigo López lanzaron una puya al alcalde al corear "dónde están las esquinas", en referencia a la demandada ampliación del estadio de Los Cármenes. Los cánticos continuaron y la mayoría iban dirigidos hacia el Elche, sobre todo contra Bordalás.

Otro de los más aclamados fue Fabri González. El técnico gallego se volvió a emocionar ante tanta gente rendida a sus pies y sólo tuvo fuerzas para decir que quería mucho a todos los aficionados. También intervino Lucena, que agradeció tanto apoyo incondicional. Cuando terminó de hablar Pina anunció que estaba renovado.

Algunos futbolistas se animaron a tomar la palabra para dirigirse a los aficionados. Ighalo, Lucena, Geijo, Dani Benítez o Roberto fueron algunos de los más aclamados durante la estancia en el Ayuntamiento.

Al final cogió el micrófono el hijo de Quique Pina, al igual que sucedió la pasada temporada cuando se celebró el ascenso a Segunda División en Alcorcón. Presentó uno por uno a todos los jugadores, por orden de dorsal y relatando sus principales cualidades. Todos fueron vitoreados por el público concentrado en la plaza del Carmen.

Fue más de una hora lo que duró la fiesta en el Ayuntamiento. Se puso el punto y final en torno a las doce de la noche, antes de acudir a la Fuente de las Batallas y después a la cena que se preparó para todos los jugadores, cuerpo técnico y miembros del club en el restauranta Chikito. La mayoría estaban muy cansados y con ganas de irse pronto a la cama, porque las celebraciones desde que se produjo el ascenso el pasado sábado en el Martínez Valero no han cesado y aún quedan algunas más que se darán en estos días, aunque ya serán algo menores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios