Semifinales

Más allá de Cristiano Ronaldo y Bale están Renato y Robson-Kanu

  • Mientras todos los focos se centran en el duelo entre los jugadores del Real Madrid, las miradas también se desvían de reojo hacia la irrupción de dos jugadores de diferentes características, pero unidos por el impacto que han causado.

La primera semifinal de la Eurocopa 2016 enfrentará a dos sensaciones del torneo, Renato Sanches contra Hal Robson-Kanu; la reafirmación del potente, ágil y dinámico todocampista luso contra la gran ocasión del delantero gales, "con ofertas de todas las partes del mundo" a las puertas de la final. 

Mientras todos los focos se centran en el duelo entre Cristiano Ronaldo y Gareth Bale, las miradas también se desvían de reojo hacia la irrupción en esta competición de dos jugadores de diferentes generaciones, características y futuro, pero unidos por el impacto que han causado en Francia 2016 por fútbol y personalidad. 

Los dos vieron los primeros 71 minutos del torneo desde el banquillo: Renato Sanches en el del estadio Geoffroy Guichard de Saint Etienne, en el 1-1 de Portugal frente a Islandia; Robson-Kanu, en el de Burdeos, cuando su equipo igualaba a uno con Eslovaquia. En ese momento, los dos debutaron en la Eurocopa. El gales, además, sólo tardó diez minutos en marcar el gol del triunfo de su equipo. 

Desde entonces, los dos, cada uno con cuatro partidos para su selección en el torneo, asumieron un rol transcendente para sus conjuntos, los dos por encima de los 200 minutos (206 de Robson Kanu por los 254 de Renato), los dos con goles (dos del atacante gales y uno del medio luso) y los dos como titulares para la semifinal. Y los dos con alguna 'condecoración' como mejor hombre del partido en la Eurocopa. Robson-Kanu suma una, el viernes en el 3-1 sobre Bélgica, con un golazo suyo, el 2-1, del encuentro; Renato Sanches acumula ya dos. Sólo Eden Hazard, Andrés Iniesta, Granit Xhaka y Dimitri Payet han recibido tantas en Francia 2016. 

Renato ha asombrado al fútbol europeo en apenas nueve meses. A principios del curso era casi un desconocido. Enrolado en el filial del Benfica, jugó también con el juvenil en la Liga de Campeones, ubicado como medio centro defensivo, inamovible e inalcanzable para sus rivales, incrédulos ante la tremenda capacidad del futbolista. Sólo duró ahí dos partidos. Al primero, una exhibición imparable que aún se recuerda en el Cerro del Espino de Majadahonda frente al Atlético de Madrid, le siguió una victoria por 1-11 en Turquía ante el Galatasaray. Después, su previsible e inminente salto al primer equipo, fue un hecho irrefutable como lo ha sido su consolidación. 

De octubre a mayo disputó 35 partidos con la plantilla profesional del Benfica a sus 18 años (el 18 de agosto cumplirá 19) rumbo al poderoso Bayern Múnich. El club alemán pagó 35 millones de euros el pasado 10 de mayo por un jugador que sin aún haber debutado con el conjunto bávaro multiplica día a día su valor de mercado. El reconocimiento de Robson-Kanu ha sido más lento. A sus 27 años, ligado siempre como profesional al Reading, con sólo una veintena de partidos en la 'Premier League' en contraste con los 173 que suma en la segunda categoría del fútbol inglés, y con apenas dos goles en 30 duelos como internacional galés antes de la Eurocopa. 

Francia 2016 ha sido un impulso para el atacante, que, de momento, no tiene equipo para el próximo curso. Lo tendrá en breve. "He recibido ofertas de todas partes del mundo (...) Decidí no renovar mi contrato con el Reading. Siento que es la mejor decisión de mi carrera", dijo el lunes en declaraciones a 'BBC Sport', mientras aguarda su mayor desafío y el de Gales: las semifinales. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios