El Cúllar Vega gana y se coloca a tres puntos de la tercera plaza

Soñar no cuesta dinero. Es lo que los jugadores y aficionados del Cúllar Vega están dispuestos a brindar en una gran temporada que, hasta el momento, está resultando brillante para los hombres de Paco 'Wiwa'.

En este caso ante, probablemente, el peor equipo que ha pasado por Cúllar Vega, los locales no dieron ninguna oportunidad al Parador almeriense que parecía derrotado desde el inicio del partido. Por entonces ya avisó Israel en un remate que acabó dentro de la portería de Donaire, pero que fue anulado por el colegiado a instancia de su asistente, al entender que había posición antirreglamentaria.

Los locales, que habitualmente ofrecen dosis intermitentes de buen fútbol a través de la presión sobre el rival, pusieron cerco al área visitante en los primeros minutos. Así, un robo de balón a la altura del medio campo por parte de Miguel Molina, sirvió para mandar el cuero en profundidad a la demarcación de Santaella, quien superó al defensor Echi y, ante la salida del portero almeriense, con un suave toque, alojó el balón en las mallas, 1-0.

A partir de ahí sólo existió un equipo que buscaba el espectáculo, el local, y que logró trenzar jugadas de gran vistosidad, pero sin acierto. Hasta que, en el minuto 41, Israel, con un gran disparo desde unos 35 metros, batió nuevamente al guardameta Donaire, quien no estuvo bien colocado en esta acción. En cambio, los de Koscis sólo fueron capaces de llegar una vez a la portería de Luismi en la primera mitad.

En la reanudación, que fue tediosa hasta la desesperación, otra buena jugada de Santaella, quien rebasó a su marcador en carrera, sirvió al local para batir al portero almeriense, prácticamente sin ángulo y de tiro raso desde la línea de fondo, en lo que iba a ser el definitivo 3-0. Era el minuto 50 de juego y todo estaba decidido, salvo catástrofe.

De aquí al final, apenas hubo oportunidades. Sólo balones largos sin destinatarios y un carrusel de cambios que ayudaron al aburrimiento general, donde lo único acertado fue el pitido final.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios