Dar primas y tener 16.000 asientos no es compatible

  • Pina entiende la petición de los futbolistas, pero dice no poder atenderla por falta de recursos

Comentarios 2

Quique Pina se refirió ayer a las primas por el ascenso y se comparó con el resto de clubes que luchan por subir, argumentando que de todos, el club con menos recursos económicos es el rojiblanco, al contar con un estadio de sólo 16.500 butacas de aforo. Asegura que no le preocupa el tema y sí afrontar en apenas un mes el pago de los 5,3 millones de la SAD y, si no hay arreglo, los 2,1 de la deuda con Hacienda.

"No hay ningún contrato que diga que hay que dar primas para lograr un objetivo. La mejor prima es subir y significaría un beneficio grandísimo en los contratos de los futbolistas, pues sus emolumentos ascienden", explicó el dirigente. "Todos los jugadores firmaron contratos que suben sus emolumentos si ascienden. No tengo que mirar lo que hacen los otros clubes, no me meto en sus presupuestos". Al hilo, indicó el murciano que "mañana (por hoy) van a ir 38.000 espectadores al campo del Elche. La taquilla va a rozar el 1,2 millones. Lo máximo que puedo aspirar yo es a recaudar 350.000 euros. Es normal que quieran una prima equiparable a los demás, pero los demás tienen estadios de 30.000 asientos y yo estoy en una ciudad con 16.000", para reiterar que "somos los que menos recursos económicos tenemos, no es que no quiera dar prima, pero ningún jugador se puede quejar. Cuando celebre el ascenso, puede celebrar que sus emolumentos suben por ese ascenso". Lo que sí dijo fue que "con independencia de eso, el club ofrece una prima, pero de acuerdo a sus posibilidades. Necesitamos 5,3 millones para acciones, porque nadie ha comprado, esa es nuestra preocupación, para poder pagar los contratos se suba o no. Luego está el problema de Hacienda, que pide 2,1 millones, o sea 7,4 de aquí a un mes. No puedo salir con una prima de 2 millones".

Cuestionado por las gradas supletorias, el presidente aseguró que son necesarias "no pensando en el beneficio económico, sino en la pobre gente que se puede perder una cita histórica. La expectación va a ser como cuando vino la selección, pero esta vez tocando el corazón de la gente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios