Demostrar carácter y dar un giro

Comentarios 0

Tomar aire o seguir aguantando la respiración. Éste es el dilema que se le plantea al Club Baloncesto Granada esta tarde en su visita al pabellón Menorca. Una victoria permitirá al conjunto que entrena Sergio Valdeolmillos dar por cerrada la racha de cuatro derrotas consecutivas que ha firmado en el nefasto mes de noviembre que finalizó ayer, quitarse de en medio fantasmas y otear el horizonte de lo que queda de año con un panorama algo más claro que, a su vez, puede dar pie, de nuevo, a ambicionar retos importantes. En cambio, una derrota significaría alargar la retahíla de malos resultados, dejar que se instalen los nervios y provocar urgencias a corto plazo que, evidentemente, nadie desea en el seno de la entidad.

La principal incógnita radica en saber cuál es el estado de ánimo que reina en el seno del conjunto granadino y su capacidad de reacción tras los malos resultados. Durante la semana el preparador granadino ha dicho a sus pilares que es el momento de dar un zarpazo y de retomar un ritmo de resultados más positivo.

No obstante, la empresa de sacar un triunfo en la cancha del ViveMenorca es complicada. De hecho, los dos precedentes en la ACB no indican nada bueno para los granadinos, que han caído en ambas ocasiones por no saber mantener la cabeza fría en los últimos instantes, síntoma éste que, precisamente, se ha visto en los últimos encuentros del CB Granada, sobre todo en Fuenlabrada y Valencia, y en el Palacio de Deportes contra el Barcelona.

Para el encuentro de hoy es justo recordar que el pabellón menorquín también juega: la afición local parece empeñada en mantener a su equipo en la máxima categoría del baloncesto español y es capaz de trasladar el espectáculo del parqué a la grada, desde donde se apoya sin descanso y de forma totalmente entregada al equipo. Tal es la presión que se ejerce desde los asientos que no es descabellado afirmar que la afición tiene buena parte de 'culpa' en las permanencias conseguidas 'in extremis' desde que el Menorca milita en la élite.

Sobre el parqué, los jugadores del CB Granada se medirán a un conjunto que, nombre a nombre, parece compensado y con un potencial a tener en cuenta en uno de los rivales considerados directos. El ViveMenorca, que arrancó la temporada con cinco derrotas consecutivas, ha logrado rehacerse en noviembre, donde ha sumado dos triunfos: el primero al sorprender al Unicaja en el Martín Carpena y el segundo al apabullar en Mahón al Cajasol. Así, la escuadra granadina pretenderá esta tarde evitar que los de Ricard Casas derroten al tercer conjunto andaluz de la ACB.

La reacción de los menorquines ha llegado, sobre todo, tras las incorporaciones de Paul Shirley y Ratko Varda, de 208 y 213 centímetros, que han dado más solidez al juego interior, donde además están Chris Moss, verdadero buque insignia de los locales, y Jesús Fernández, ex del CB Granada del que no hay nada que descubrir. Además, hay que evitar que se engrase el juego exterior del Menorca, capaz de hacer mucho daño.

El entrenador del CB Granada, Sergio Valdeolmillos, define como "vital" el choque de esta tarde, aunque intenta meter presión al rival: "Más para ellos que para nosotros, pues de ganar les dejaríamos tocados anímicamente". No obstante, el preparador granadino reconoce que "estamos inmersos en una dinámica negativa de resultados, por lo que necesitamos ganar cuanto antes".

Con todas las premisas conocidas, el triunfo de la plantilla granadina, que ha viajado al completo a Mahón, pasa por la competitividad de todos sus miembros, sin obviar el papel relevante que han de jugar los hombres denominados importantes. Borchardt ha de dar un paso más, sobre todo en ataque, aunque sus compañeros han de facilitarle al máximo su trabajo. Ahí estarán Gianella, en gran momento de forma, y Page, que tiene que recuperar la puntería perdida en Valencia. Por ver está si Scepanovic se mete en la dinámica, si Pecile opta por compartir más su juego y si Gutiérrez y Jasen recuperan la confianza que parecen tener perdida. La victoria pasa por equilibrio de todos y en todos los puestos. Hay que ganar como sea.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios