Olimpismo

Distensión o calma a cien días de los Juegos

  • El acercamiento entre China y el Dalai Lama suaviza una polémica que podría avivarse

Cuando faltan 100 días para el inicio de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, el ambiente parece muy diferente al de hace sólo dos semanas, cuando la antorcha se había convertido en el objeto de la ira de manifestantes en varios puntos del planeta. La inesperada oferta de diálogo hecha por el gobierno chino al Dalai Lama ha sido fundamental. Y el viaje de la antorcha dejará de ser tormentoso, porque la llama llega a territorio chino.

Con todo, los organizadores no están tranquilos. Lo curioso es que, en medio de todas las tensiones políticas, los Juegos podrían comenzar hoy mismo. No hace falta esperar al 8 de agosto. Todas las instalaciones están listas. El estadio olímpico, conocido como nido de pájaro, también. Hasta los más pequeños detalles organizativos están ya cerrados, y más de dos tercios de las entradas están vendidas. Incluso la contaminación ha dejado de ser un problema grave para el COI.

Pero será difícil que la recta final transcurra en paz. En China las críticas constructivas se reciben como un signo de enemistad y su régimen apela a viejos métodos propagandísticos. En este contexto, el COI se ve más acosado. Aunque todo tiene su límite, porque la propuesta de que en el futuro las sedes olímpicas cumplan con una serie de estándares democráticos es aún una semilla sin fructificar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios