Durant y la presión en defensa acaban con Rusia

Estados Unidos derrotó a Rusia por 89-79 y se clasificó para las semifinales del Mundial, gracias a Kevin Durant, que desatascó tras el descanso el ataque norteamericano para encarrilar el camino de su equipo hacia las medallas del torneo.

El conjunto de la NBA rompió el choque cuando se aplicó en defensa y buscó el contragolpe, pues su rival, sin nada que perder, salió sin complejos buscando la canasta contraria con rápidas transiciones. En el ecuador del segundo cuarto (30-35 para los rusos), el técnico estadounidense dejó las rotaciones a un lado y pidió más agresividad defensiva a su cinco titular. Surtió efecto, y un parcial de 12-0 le dio a los NBA un respiro (42-35). En el tercer cuarto, Estados Unidos comprendió que debía ganar el partido desde la defensa y rompió el choque con un Durant estelar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios